novedades |

Transpreb: “Confiamos nuestra flota a Volkswagen y no nos defraudó”

La empresa santafesina lleva más de 20 años trabajando con camiones Volkswagen, comprometida constantemente al servicio del cliente.

transpreb-santa-fe-volkswagen

Cuando hablamos de transporte, Volkswagen es una marca que se nos viene a la mente, no solo dentro del nicho de pesados, sino también si a comerciales livianos como la Caddy, Transporter, Saveiro y hasta la Amarok se refiere, que son parte de la historia nacional.

Y dentro de la historia del transporte en nuestras tierras encontramos a Transpreb, una empresa de logística emplazada en Villa Constitución, a 55 km de la ciudad de Rosario, en un punto neurálgico entre Buenos Aires y territorio santafesino unido nada menos que por la RN 9.

Allí, desde 1994, se erige como una de las transportadoras con más vida de la zona y, particularmente, una dadora de cargas que apela a los camiones Volkswagen como bandera al momento de ofrecer diferentes servicios a sus numerosos clientes.

Transpreb S.A. nació hace más de 45 años de la mano del fundador de la compañía Rogelio Eugenio Bíscaro –de ahí sus iniciales luego de la abreviación de “transporte” en el nombre de la compañía–, quien comenzó a incursionar en el sector de cargas en 1960.

“Primero trabajé con un Bedfor chasis, después compré un acoplado, hasta que lo cambié por un Chevrolet más nuevo y después llegué a tener un par de camiones más. Mis clientes eran Acindar y una empresa de Santa Fe para la que hacía viajes a Buenos Aires”, recuerda Rogelio.

Volkswagen junto al crecimiento de Transpreb

En 1966 se formó en esa ciudad del sur santafesino un emprendimiento asociativo que recibió el nombre de Transporte Villa Constitución, integrado por 35 camioneros, con Acindar como principal cliente. “Funcionaba como una central de camioneros”, comentó Bíscaro.

Te puede interesar
Volkswagen inició la producción en serie de 4 camiones y un bus en Argentina

Diez años más tarde Rogelio se retira de esa unión transitoria de empresas y, junto a su hijo Oscar, comenzó una nueva etapa, dando inicio a lo que luego se formalizaría como Transpreb.

“Teníamos 8 camiones, trabajábamos en Acindar de manera directa y hasta habíamos logrado un cupo importante a la planta de Villa Mercedes, así que comenzamos a tener fleteros”, rememora.

Te puede interesar: “Hoy me rehúso a comprar un camión que no sea un Volkswagen”

En 1994 surgió la posibilidad de comprar un predio donde anteriormente había una coquera y así es como la compañía se estableció en pleno acceso a Villa Constitución, sobre la Ruta 90.

En este período la empresa contó con unidades de una enorme diversidad de marcas, como Fiat, Chevrolet, Mercedes-Benz y Volvo, entre otras. Hasta que la crisis económica de 2001 provocó una serie de complicaciones financieras que obligaron vender algunos camiones.

Sin embargo, suele decirse que las crisis pueden ser entendidas como oportunidades. Así ocurrió en Transpreb, donde la salida de aquella crisis permitió unificar la flota en una sola marca, en parte gracias a la predisposición del concesionario Devol.

“Desde entonces adoptamos a Volkswagen como nuestra marca hasta llegar a tener en la actualidad más del 90% de las unidades dentro de la flota. Estamos junto a ellos desde hace más de 20 años y nunca nos defraudó”, explica Rogelio.

Te puede interesar
Volkswagen entrega más de 140 camiones al fabricante de la bebida más vendida del mundo

Para ese entonces, además de Acindar, Transpreb también comenzó a trabajar para Siderar y la empresa se fue agrandando, con nuevos clientes. “Los valores como la responsabilidad, el compromiso, la puntualidad y la seriedad, nos permitieron consolidar las relaciones comerciales”, asegura Bíscaro con orgullo.

Comprometidos con el servicio

La empresa fue acompañando la evolución del sistema de transporte de carga. “Empezamos con chasis y acoplado, después los semirremolques con ejes neumáticos que se fueron transformando en escalables, junto con el bitren que es la última tecnología en unidades de gran porte”, resalta el empresario.

La flota de Transpreb se fue modernizando con el paso del tiempo, al punto de contar en este momento con bitrenes. “Compramos unidades Volvo porque Volkswagen no podía traer al Meteor. Es un camión que lo esperamos con ansias”, asegura Oscar, hijo de Rogelio.

Con respecto a las instalaciones, se destaca el predio de casi 4 hectáreas, con una playa de estacionamiento muy amplia, para 50 unidades. “Nos está quedando chica porque la empresa tiene 72 camiones y siempre contamos con la posibilidad de ir reemplazando y agregando unidades”, señala Bíscaro.

El parque automotor de Transpreb tiene un promedio de 10 años y ya hay tratativas para renovar unidades con Devol. Entre los Volkswagen se encuentran modelos Worker 220 y Constellation 250, 280, 320 y 360.

“Hemos pasado por numerosos cimbronazos económicos, pero siempre logramos reponernos. Tenemos clientes de primera línea, nuestros camiones circulan por las rutas de todo el país y hasta contamos con un servicio internacional, transportando material a Paraguay, Uruguay y Brasil”, añade Rogelio.

Te puede interesar
Volkswagen inició la producción en serie de 4 camiones y un bus en Argentina

Te puede interesar: El VW Constellation suma una versión más potente para transporte internacional

Transpreb es una empresa que basa su desarrollo permanente en ofrecer servicios de calidad, con Normas ISO 9000 y estándares de seguridad acordes a las exigencias del mercado. En la actualidad cuenta con una estructura que garantiza un servicio integral: “Excepto el rectificado del motor, todo lo demás se hace acá”.

Además de la parte administrativa, hay un sector operativo, que es el de tráfico; está la portería, el taller mecánico, la herrería, la gomería, el lavadero, la lonería y un pañol, hasta tanques para almacenamiento de hasta 60.000 litros de combustible.

A su vez, posee un depósito donde se hace el almacenamiento temporario de bobinas de acero. “Ah y tenemos hasta un nutricionista que se encarga del bienestar de los choferes, algo poco visto dentro del sector”, señala Rogelio.

Hoy Transpreb es una empresa familiar donde confluyen tres generaciones (hijo y nieta de Rogelio), que comandan un plantel de 120 empleados: “acá no hay sábados, domingos ni feriados. Es una empresa de servicio con mucho compromiso”, dice Oscar.

Luego, Rogelio concluyó: “Yo sigo viniendo porque me gusta, esto es mi vida, pero ahora no cumplo horarios, ya tengo 86 años. Me gustaría que mis hijos y mis nietos puedan seguir con el compromiso y la responsabilidad por el trabajo. Tienen capacidad suficiente para que la empresa persista”.

transpreb-santa-fe-volkswagen

revista tm digital

transpreb-santa-fe-volkswagen

transpreb-santa-fe-volkswagen

transpreb-santa-fe-volkswagen

transpreb-santa-fe-volkswagen

transpreb-santa-fe-volkswagen

transpreb-santa-fe-volkswagen