novedades |

Pros y contras del eje eléctrico en un semirremolque

El eje eléctrico utiliza un motor/generador que toma la energía cinética que se obtiene al frenar y que ayuda cargar las baterías de energía que luego es utilizada para activar el impulso.

La electrificación de los ejes es una tecnología que está siendo desarrollada por las principales empresas fabricantes en la materia en todo el mundo. Los más avanzados son de procedencia americana. La electrificación busca que uno de los ejes tenga un impulso eléctrico propio, que ayude a la tracción y que posibilite un ahorro de combustible (se estima que el consumo se reduce entre un 20 y un 30%). Sin embargo, hasta ahora solo se trabajó en la electrificación de ejes en el bloque tractor de un camión.

La gran novedad observada en FENATRAN 2019 es que Randon presentó un eje eléctrico para remolques, algo que causó mucha repercusión en el ambiente del transporte. El sistema se llama e-Sys, desarrollado con la asistencia de Suspensys y el Centro Técnico Randon (CTR). Lo novedoso de impulsar un eje en un remolque puede tener varios beneficios y también generar algunos problemas. Según Randon esta novedad cuenta con  un motor/generador, y utiliza energía cinética que se obtiene al frenar el vehículo (KERS, como en la F1) y que ayuda a cargar las baterías de energía que luego es utilizada para impulsar el eje.

Dentro de los beneficios al emplear el sistema, más allá de tratarse de una tecnología “green” y generar una economía en el consumo de combustible, está en la ayuda que brindaría en las pendientes para que el camión suba más liviano. También, prolonga la vida útil de los componentes, reduce el desgaste de los sistemas de freno, y favorece a incrementar la velocidad en los adelantamientos en aquellos vehículos que arrastren el primer semirremolque equipado con sistema de tracción eléctrica auxiliar de América Latina. El prototipo presentado por Randon en Brasil fue un semirremolque de tres ejes en tándem, con el delantero en función de tracción. En Argentina, con un remolque de este tipo pero convencional, se puede transportar hasta 45 toneladas de carga.

Las contras evidenciadas en este sistema, hablan que no siempre resulta efectivo que un tractor sea impulsado por el remolque y que tampoco exista una dirección en este acople, con lo cual se hace difícil corregir mientras se está siendo empujado y que generaría una perdida en la estabilidad direccional de la unidad tractora. Por otro lado, mientras una de las soluciones a nivel global más buscadas es bajar el peso muerto en los remolques para aumentar su carga útil, aquí se estaría incrementando el peso al comprender el eje eléctrico y sus correspondientes baterías.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: