novedades |

Un nuevo camión a gas logra transportar hasta 50 toneladas

El camión a gas nació de la colaboración entre Iveco y una empresa de logística, que ya tiene una flota para un transporte extrapesado sustentable.

iveco-s-way-gnl-camion-a-gas

El camión a gas es parte de las nuevas energías alternativas que se desarrollan en masa con el claro objetivo de reducir el impacto medioambiental, siendo el GNL (gas natural licuado) uno de los más implementados en los bólidos específicos para transporte de larga distancia.

Este nuevo combustible nació debido a que el GNC (gas natural comprimido) no posee entre sus características una autonomía extendida, por lo que es mayormente utilizado en aplicaciones urbanas y de corta/media distancia. En este contexto, Iveco es una de las pioneras.

“El uso de soluciones con energías alternativas, como el camión a gas, para el transporte de cargas anormales y extrapesadas es un hito importante en el camino hacia la descarbonización del sector”, señala Fabrizio Buffa, Director de Energías Alternativas de Iveco Italia.

Como parte de un acuerdo de colaboración en materia de sustentabilidad, la marca italiana y Gruber Logistics presentaron el primer camión a gas para cargas especiales de hasta 50 toneladas sobre la base del Iveco S-Way GNL.

El camión a gas: Iveco S-Way a Bio-GNL

¿En qué se diferencia este S-Way GNL respecto del modelo convencional? El transporte de cargas divisibles o extrapesadas se refiere a aquel que supera los límites de peso, dimensiones y/o seguridad prescritos por la entidad vial de cada país, y que requiere permisos especiales para su traslado.

Actualmente, el rendimiento de un camión a gas natural licuado es comparable al de uno a diésel en cargas a traccionar de hasta 40 toneladas. Sin embargo, existe una diferencia en la potencia del motor, que puede repercutir en el rendimiento, especialmente en pendientes o cuando sobrepasa el tonelaje indicado.

Te puede interesar: Galileo Patagonia: cómo reabastecer un camión a GNL en sólo 6 minutos

Gracias a la dedicación de Gruber Logistics, empresa que posee una flota de más de 1.500 camiones para transportes de 7,5 toneladas hasta 170, se superó este obstáculo creando las condiciones logísticas necesarias para introducir los combustibles alternativos en el sector de las cargas extrapesadas.

Tras un periodo inicial de pruebas la flota fue adquirida y el primer camión a Bio-GNL extrapesado ya está en funcionamiento en las rutas entre Alemania y el Reino Unido desde la zona de Kreuztal, uno de los principales centros de Gruber Logistics en Alemania.

Las cargas transportadas varían en peso entre 30 y 50 toneladas con carretones específicos y la ayuda del Bio-GNL (gas biometano licuado), que puede reducir las emisiones de CO2 hasta en un 121% en comparación con un equivalente diésel y siendo más eficiente en lo que a potencia se refiere.

Te puede interesar: Se concretó la mayor venta de camiones a GNL en Sudamérica

“A menudo vemos sólo problemas en lugar de soluciones. Será posible que el GNL, y más tarde el Bio-GNL, se utilicen de forma generalizada en el sector de las cargas extrapesada, incluso en áreas que nunca antes habríamos imaginado que fueran posibles”, asegura Michael Gruber, Director de la división XTL de Gruber Logistics.

El proceso de desarrollo del Bio-GNL es muy similar al de gas licuado convencional,  pero se obtiene principalmente al comprimir el biometano emanado de medios naturales (heces de las vacas o cloacas) o por las reacciones de biodegradación de materia orgánica.

Más allá de esta nueva incursión con este tipo de combustible alternativo, desde Gruber Logistic aseguran que elegir nuevas rutas y accesos fueron determinantes para poder transportar semejante tonelaje con el S-Way sin inconvenientes.

iveco-s-way-gnl-camion-a-gas

iveco-s-way-gnl-camion-a-gas

iveco-s-way-gnl-camion-a-gas