novedades |

Cómo anda y qué ofrece el Foton eAumark, el primer camión eléctrico chino a la venta

El Foton eAumark ya está rodando sus primeros kilómetros en el país. Te contamos nuestras impresiones de manejo a bordo del primer camión eléctrico del mercado.

test-drive-foton-eaumark

El Foton eAumark llegó en silencio y sin anunciar su desembarco en estas tierras en la pasada edición de Expoagro. Seis meses después, se convirtió en el primer camión 100% eléctrico de la marca china en el mercado, siendo uno de los lanzamientos más importantes en un año en donde los nuevos modelos escasean.

Desarrollado en conjunto a otras 10 empresas especialistas en la materia, el Foton eAumark llega para revolucionar el nicho de los camiones de última milla, disponible en una única versión con diferentes carrozados y un equipamiento de seguridad a destacar.

Luego de iniciar las pruebas de campo con unas varias unidades, a partir de los próximos días estarán llegando al mercado unas 30 unidades más del Foton eAumark para ser entregadas a las primeras empresas que apostaron por un producto eléctrico para logística urbana proveniente del país asiático.

Foton eAumark: diseño y equipamiento

Con el eAumark, Foton busca cubrir el primer nicho dentro del mundo de los camiones eléctricos: el de la logística urbana. Su concepción radica en que el chasis y la cabina son idénticos a la gama Aumark impulsada a diésel, por lo que la tara es muy baja por tratarse de un vehículo con un pack de baterías.

test-drive-foton-eaumark

revista tm digital

De esta manera, conserva la calidad de construcción, que es realmente buena en todo sentido, con una cabina correctamente insonorizada (no del motor, sino por la carga aerodinámica), materiales de buen ensamble, algunos comandos a mano, otros no tanto, pero que cumple con su cometido y que invita a una posición de manejo descansada para los de talla media y espacio para otros dos pasajeros.

Te puede interesar
Imparable: Volvo se convierte en líder mundial de ventas de camiones eléctricos

Mercedes-Benz realizó pruebas exitosas en España con el eActros 600, su futuro camión eléctrico

Ojo: no es un minitruck donde el espacio es limitado, sino que es una cabina mucho más amplia, ya que fue tomada del Aumark 614, el camión más liviano que importa Foton para nuestro mercado. A nivel diseño, poco difiere del resto de la gama a diésel, y solo el frontal exhibe una parrilla cerrada, sin tomas de aire ni rejillas. Y es que no las necesita.

A contramano de sus hermanos “contaminadores”, éste goza de un equipamiento superior en todos los sentidos. A lo que concierne a confort, pack eléctrico con levantavidrios y cierre central a distancia, aire acondicionado, volante regulable en altura y profundidad, central multimedia con pantalla táctil y cámara de marcha atrás de muy buena definición, instrumental con pantalla de central a color y mucha info, llantas de aluminio y deflector de techo de serie.

test-drive-foton-eaumark

Pero eso no es todo, ya que la seguridad es su punto más fuerte. A diferencia del resto de la familia de camiones livianos y medianos, ofrece ABS+EBD, control de estabilidad (ESP) desconectable, sistema de frenado autónomo (AEBS), alerta de colisión frontal (FCW) y asistente de mantenimiento de carril (LDW) que alerta pero no corrige la dirección, al menos por ahora en esta primera generación, y una cabina repleta de refuerzos, sobre todo en las puertas.

Te puede interesar
Una marca china producirá en Brasil una nueva pick up y ¿Un utilitario?

Foton eAumark: motor y prestaciones

El Foton eAumark llega como un camión exclusivo por su condición, la cual fue consumada para aplicaciones urbanas de hasta 6 toneladas de Peso Bruto Total. Disponible en una sola configuración, de 3,360 mm entre ejes, 2.425 kg de tara con llantas de aluminio y una carga máxima de 3.575 kg, fue probado en diferentes test de resistencia durante 300.000 km en su país natal, y llega en versiones con caja Flat Bed (cama con barandas volcables) y Cargo Box (abierta o cerrada) con un volumen máximo de 18 m3 en una plataforma libre de carrozado de 4,14 metros de largo por 2,10 de ancho.

Si nos centramos en la cadena cinemática, encontramos a la vedette de este pequeño camión. No hay motor, no hay transmisión, no hay olor a diésel ni a aceite. Solo un sistema de rotor CA sincrónico de imanes permanentes ubicado en el centro del chasis, que se encarga de enviar al tren posterior los 115 kW máximos, es decir varia de 87 a 156 CV de potencia según demanda a 12.000 rpm, mientras que el torque va desde los 430 a 920 Nm de pico.

Los primeros camiones eléctricos pesados comenzaron a rodar en Sudamérica

test-drive-foton-eaumark

Este propulsor es alimentado por un pack de dos baterías provistas por el reconocido fabricante CATL del tipo LFP (litio ferrofosfato) de 81,14 kWh (de 540v) con capacidad para cargarse de un 20 hasta el 100% en unas 6 horas aproximadamente con el cargador que brinda la marca (unos 3.500 dólares) con conector del tipo CC2, el más utilizado a nivel global. Si se lo cargase en un sistema de rápido, estarían al tope en poco más de una hora.

Te puede interesar
Del Círculo Polar Ártico hasta Alemania: el Mercedes eActros y un intenso viaje bajo nieve

Dependiendo de la aplicación, el peso a transportar, el tránsito, el clima y el modo de manejo (ofrece ECO o Power), la autonomía del Foton eAumark ronda entre los 200 y 250 km con una velocidad máxima limitada a 80 km/h. A su vez, esta cifra puede extenderse gracias al 3% de ahorro de energía del deflector en el techo y el sistema de regeneración mediante el frenado, que puede sumar otro 12% extra.

Test drive Foton eAumark

Al subirnos bajo una intensa lluvia que azotó toda la jornada en la pista de pruebas de la FPT, el brazo académico de la FADEEAC, en Escobar, notamos dos grandes y únicos cambios a simple vista: el instrumental y el comando de la transmisión. El resto no sufrió cambio alguno, ni siquiera la llave de arranque.

Esto es porque el Foton eAumark no cuenta con botón, ya que inicia la marcha al colocarla en el tambor y girarla. Claramente, resulta imposible detectar cuándo el eAumark está listo para salir, y solo la palabra “ready” (listo en inglés) en color verde aparece en el instrumental.

Te puede interesar
Un Volvo FH eléctrico alcanza la mayor autonomía con una sola carga

Como mencionamos anteriormente, el vástago de la caja de cambios pasó a mejor vida. Ahora, una ruedita mantiene la letra N (neutro, que hace las veces de parking), D (directa y avance) y R (retroceso). Dato no menor uno: no importa en qué letra quede ubicado el comando. Hasta no apretar el freno y girarla el eAumark no se va a mover. Dato no menor dos: no tiene frenos neumáticos, por lo que hay que recurrir al freno de mano en caso de estacionar en pendientes.

test-drive-foton-eaumark

Condicionado por la carga de baterías, un Volvo FH eléctrico tardó 7 días en hacer 3.000 km

Ya listo para rodar, ponemos en D, soltamos el freno y apenas presionamos el acelerador el Foton eAumark sale disparado con una entrega constante de torque. Mientras que avanzamos se escucha una especie de zumbido, y es que el Foton eAumark incorpora un sistema de sonido de aproximación del vehículo que alerta a los peatones sobre su presencia hasta los 35 km/h (un máximo de 45 db), una vez superada esta velocidad desaparece.

Te puede interesar
La capital de la moda elige a Iveco para su transición hacia la electromovilidad

Así como destacamos la puesta a punto en lo que a calidad de construcción se refiere, no podemos dejar de mencionar el impecable andar que ofrece, sobre todo sin carga. Al bajarnos pensábamos en encontrar un esquema de suspensión neumática, al menos en el eje delantero. Sorpresa fue cuando encontramos tres ballestas y un amortiguador (ídem atrás pero con elásticos 2+5). De lo mejor del modelo junto a la dirección eléctrica que aporta un diámetro de giro muy reducido.

test-drive-foton-eaumark

Así las cosas, el Foton eAumark es una apuesta fuerte en Argentina, a un precio de 175.000 dólares, el oficial, más IVA (10,5 en vehículos comerciales) y una garantía de 2 años para la unidad de y de 5 para las baterías.

Sí, es un valor muy elevado que por el momento afecta a todo camión eléctrico, pero gracias a las diferencias respecto de un modelo que contamina, está exento de pagar patente en algunas provincias, al mismo tiempo que su amortización para una empresa con flota propia lo hace en menos de tres años.

 

test-drive-foton-eaumark