pickups |

De la vieja escuela: la última Ford F-100 de producción nacional en su estado más puro

Con un kilometraje muy bajo y un estado de conservación nunca antes visto, esta Ford F-100 es de las últimas que se fabricaron en nuestro país.

ultima-ford-f-100-nacional-1994

La Ford F-100 es uno de los íconos de la industria automotriz que se ganó un lugar en los corazones de los argentinos como una de las camionetas más robustas y nobles del mercado, amén de las casi cuatro décadas que se produjo en el país, es sus dos diferentes plantas (La Boca y Pacheco).

A lo largo de sus generaciones la F-100 se convirtió en sinónimo de campo, solidez y confiabilidad mecánica, y por eso todavía se ven algunas unidades viejas circulando, algunas en estado calamitoso, otras como la que ocupa esta nota.

Una Ford F-100 única

La gente de Oldtimer fue quien encontró esta Ford F-100 modelo 1994 con tan solo 50.000 kilómetros en su haber, los cuales se ven claramente reflejados en el estado de esta unidad de color rojo que se produjo en Centro Industrial Pacheco, en Buenos Aires.

El ejemplar que se deja ver es uno de los últimos que salieron de la línea de montaje perteneciente a Ford Argentina, ya que al poco tiempo la marca de Detroit rompió la asociación que tenía en aquella época con Volkswagen (Autolatina) y la F-100 pasó a producirse en Brasil para llegar importada a nuestro mercado.

Te puede interesar
Sisu, el poderoso camión con motor de tren que remolcaba hasta 500 toneladas

El motor en esta camioneta es el recordado “Max Econo”, una versión del conocido 3.0 “seis en línea” que también equipaba al Ford Falcon pero con 3.630 cm3. Era un impulsor con una potencia algo limitada (entregaba unos 105 CV) y estaba acoplado en este caso a una caja manual de cinco velocidades con palanca al piso, la cual heredaba del Ford Sierra.

Te puede interesar: Solo para fanáticos: un clásico argentino con 40 años y en impecable estado

Hay algunos detalles de esta unidad en particular que merecen la pena mencionar. El auxilio está sin rodar, conserva el criquet alojado en el lugar donde iba de fábrica en el vano motor con la bolsita protectora, y por su parte el interior no presenta un solo detalle que denote uso ni deterioro.

Te puede interesar
Subastaron a un valor descomunal una exitosa pick up de 1969 con increíbles reformas

La Ford F-100 es un verdadero pedazo de historia y con el paso del tiempo demostró su nobleza y fortaleza en diferentes y recordados comerciales de televisión, pero también en nuestro territorio, realizando miles de tareas de trabajo pesado en el campo y la ciudad. Por eso, siempre es gratificante encontrar una unidad con estas características de uso y mantenimiento.

La última que se fabricó en Argentina

La Serie F de Ford es un ícono para la industria y al día de hoy cuenta con el título de ser la pick up más vendida del mundo. Claro que en Argentina la conocimos con diferentes denominaciones (F-100 y F-150), pero para los más fanáticos siempre será “la pick up del pueblo”.

La última versión de la camioneta que se fabricó en el país fue la octava generación, que comenzó su producción en 1988. El diseño era similar al de la variante comercializada en Estados Unidos, con líneas rectas que le aportaban solidez pero al mismo tiempo transmitían cierta elegancia y jerarquía frente a las ediciones anteriores.

Te puede interesar
¿Por qué los camiones de bomberos en Estados Unidos necesitan dos conductores?

Te puede interesar: Guardada en un galpón: la historia de la primera Toyota Hilux que llegó al país

Además, si bien la Ford F-100 siempre fue considerada una verdadera herramienta de trabajo, esta generación ya comenzaba a mostrar cierta evolución con detalles que sumaban confort y seguían la moda impuesta por los norteamericanos.

Por eso las versiones más equipadas (XLT) ya incorporaban una dotación que hasta ese momento era impensada en una pick up full size. En este sentido se destacaba la presencia de levantavidrios y espejos eléctricos, aire acondicionado, dirección hidráulica y un equipo de audio con buen sonido.

De esta forma, la Ford F-100 no solo demostraba solidez y confiabilidad en el campo con un desempeño elogiable y gran robustez de suspensiones, sino que también ofrecía (en algunas de sus alternativas) mayor confort y equipamiento para todos sus ocupantes, algo que mantuvo en las generaciones posteriores que llegaron desde Brasil.

ultima-ford-f-100-nacional-1994

revista tm digital

ultima-ford-f-100-nacional-1994ultima-ford-f-100-nacional-1994

ultima-ford-f-100-nacional-1994

ultima-ford-f-100-nacional-1994

ultima-ford-f-100-nacional-1994

 

ultima-ford-f-100-nacional-1994