pickups |

Una joya sin rodar: la más exitosa pick up de Chevrolet en los ‘90 se vende como nueva

Con más de tres décadas de antigüedad durmiendo en formol, esta increíble pick up de Chevrolet nunca se utilizó y conserva hasta los plásticos del interior. ¿Cuánto vale este clásico 0km?

chevrolet-pick-up-454-ss-1990-sin-rodar

Chevrolet es sinónimo de pick up, sobre todo en los Estados Unidos, cuna de las camionetas grandes, especiales y con potentes motores de autos deportivos. Aquí, recientemente, un espécimen de la vieja escuela apareció en una reconocida web de subastas.

Mecum es una compañía que pone a la venta en los mercados del norte vehículos clásicos sin importar su concepción y mantiene en su catálogo on line unas 4.500 unidades en un estado inmejorable (en su mayoría clásicos) que pueden ser adquiridas por cualquier usuario que se registre.

Días atrás, se descubrió un modelo muy especial que responde al nicho de las pick up perteneciente a la marca Chevrolet. Un Hallazgo de esos que vale la pena conocer, ya que no todos los días podemos encontrar una unidad de más de 30 años y sin rodar.

Te puede interesar
Chevrolet venderá su pick up más deseada con el motor de un auto deportivo

chevrolet-pick-up-454-ss-1990-sin-rodar

revista tm digital

La pick up en cuestión es nada menos que una 454 SS, un modelo muy exclusivo de la marca del moño dorado que dio sus primeros pasos en la década de los ’90 y supo competir nada menos que con la Ford F-150 Lightning que se lanzó años más tarde.

Según se anuncia en la web de subastas, su primer y único dueño la adquirió el 20 de diciembre de 1989 en un concesionario de Ohaio y la conservó en el mismo estado desde el primer día. Por eso pasó los últimos 34 años guardada en algún galpón con diferentes soluciones para garantizar que su estado no se vea afectado por el paso del tiempo.

Te puede interesar
Monstermax 2, la pick up gigante que tiene dos motores y pesa más de 20 toneladas

Chevrolet 454 SS, la pick up más picante de 1990

Más allá de ver las imágenes y comprobar su excelente estado tanto por dentro como por dentro, nunca está de más suponer que se puede tratar de una restauración. Pero esto es algo que se descarta al ver el millaje que conserva: solo 9 millas, unos 14 kilómetros recorridos.

chevrolet-pick-up-454-ss-1990-sin-rodar

A simple vista se puede apreciar que la pintura original Onyx Black no presenta detalles de ningún tipo y el look deportivo de esta versión en particular se logra en parte gracias a las llantas de 15 pulgadas, que por cierto todavía conservan los neumáticos BF Goodrich originales con los que salió de la fábrica en 1990.

Te puede interesar
¿Quién gana? Una pick up Chevrolet enfrenta al Tesla Cybertruck en la prueba más difícil

El habitáculo es otra de las razones que denotan su estado: nunca fue rodada. Y es porque los tapizados de color rojo, que contrastan con la pintura negra de la carrocería, y las butacas conservan los cobertores plásticos originales. Incluso también hay protectores en varios sectores de la plancha de a bordo, como el marco del tablero.

Pese a tratarse de un modelo de más de tres décadas, el equipamiento que ofrecía esta pick up deportiva de Chevrolet era muy completo: aire acondicionado con display digital, volante con regulación en altura, levantavidrios eléctricos, cierre centralizado, estéreo con pasacassette y ecualizador individual, y el clásico control de velocidad crucero.

chevrolet-pick-up-454-ss-1990-sin-rodar

Ahora bien, ¿Por qué decimos que se trata de una pick up deportiva? Porque debajo de su capot se ubica un V8 naftero de 7,4 litros (454 pulgadas cúbicas, de ahí su denominación) que entrega 233 CV y 521 Nm de torque. Una potencia y torque demencial para la época que era controlado por una caja automática de tres velocidades, que movía exclusivamente al eje trasero.

Te puede interesar
Una nueva pick up grande con motor V8 y mucho lujo llega al mercado de la mano de Chevrolet

Lógicamente, esta Chevrolet 454 SS no sólo tenía un motor más potente ya que se destacaba por varias mejoras como una suspensión recalibrada y amortiguadores firmados por Bilstein, así como también una barra estabilizadora más reforzada. Si bien aún no comenzó la subasta, se estima que su precio ronde los 125.000 dólares.

chevrolet-pick-up-454-ss-1990-sin-rodar