pickups |

Fisker Alaska, la llamativa pick up que competirá con Tacoma pero también con la F-150

La Fisker Alaska es una camioneta eléctrica que llegará al mercado a mediano plazo para competir en un nicho intermedio con una serie de soluciones inéditas.

fisker-alaska-pick-up-electrica

La Fisker Alaska será una nueva participante dentro del cada vez más reñido segmento de las pick ups que se fue expandiendo por la demanda de modelos eléctricos, y promete desbancar a otros nichos como el de los SUV y sedanes grandes, tal y como lo hace en la región sur del Continente americano.

Para quienes no la conozcan, Fisker es una marca estadounidense especializada en vehículos eléctricos, y tiene en sus planes lanzar a partir de 2025 en su mercado natal la pick up Alaska, que nada tiene que ver con la Renault Alaskan, uno de sus futuros rivales.

Te puede interesar
Así es la nueva pick up eléctrica con tamaño de Mini Cooper y capacidades de Tacoma

Según directivos de la compañía, será “la camioneta más sustentable del mundo”, ya que promete posicionarse como una de las mejores alternativas del mercado gracias a su autonomía, su comportamiento dinámico y su versatilidad, con una interesante propuesta para la caja de carga.

fisker-alaska-pick-up-electrica

revista tm digital

Fisker Alaska: dimensiones y características

Henrik Fisker, presidente y director de la marca norteamericana, afirmó durante la presentación que la Alaska “no encaja en ningún segmento actual ya que combina las características de una pick up mediana con las de una de tamaño completo”.

Esta opinión tiene que ver por sus dimensiones, con 5,304 metros de largo, que la posicionan más o menos en la misma línea que una pick up mediana (en Estados Unidos las más conocidas son Ford Ranger y Toyota Tacoma), pero también es 584 mm más corta que las pick ups full size de este segmento como la Ford F-150.

Además de Toyota, otra marca japonesa piensa en una pick up mediana para enfrentar a Maverick

Gracias a sus proporciones, a la Fisker Alaska se la ve muy bien plantada, con líneas que transmiten solidez pero sin perder la elegancia de todo vehículo eléctrico. La marca se la jugó con el diseño, puede gustar o no, creando una línea en general muy particular.

Te puede interesar
En lo que va del año, Iveco acordó la venta de 770 unidades de su bus eléctrico E-Way

fisker-alaska-pick-up-electrica

Más a allá de su distintiva trompa, el lateral y la parte posterior no se quedan atrás. Mucho tiene que ver la caja de carga, que puede ampliar su longitud de 1,37 hasta 2,28 metros gracias a una tapa ubicada por detrás de los asientos, denominada “Houdini”.

Además, la Fisker Alaska tendrá un espacio de almacenamiento adicional ubicado en el sector delantero del habitáculo, sumado a las barras de techo por si eso no alcanzara.

Te puede interesar
Cuánto vale y qué ofrece el Tesla Semi, el camión eléctrico de Elon Musk

Puertas adentro se deja ver una cuota de minimalismo pero con materiales que buscan la alta calidad. Se destaca la presencia de inserciones de cuero y gamuza, sumado a un aplique símil madera que atraviesa casi toda la plancha de a bordo. La protagonista principal de todo el conjunto es la enorme pantalla central dispuesta en formato vertical, que seguramente se llevará todas las miradas.

fisker-alaska-pick-up-electrica

Anticipan la Volkswagen Amarok 2024, ¿Será así el nuevo diseño?

Mecánicamente, ni diésel ni nafta: un sistema 100% eléctrico estará a cargo de impulsar dos rotores, aunque Fisker no dio demasiados detalles al respecto. Sólo anticiparon que habrá dos opciones de baterías, con capacidades de entre 75 y 113 kWh, que permitirán una autonomía de entre 370 y 547 km y una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 3,9 segundos.

Luego de generar mucho ruido con la presentación, el fabricante anunció que la Fisker Alaska se fabricará en Estados Unidos a principios de 2025, y ya se aceptan reservas de unidades, que según publicó la marca iniciarán a un valor de 45.400 dólares.

fisker-alaska-pick-up-electrica