pickups |

Como 0 km: encontraron una Ford F-100 de los ’90 en perfecto estado

Esta Ford F-100 presenta un estado y kilometraje insólitos por tratarse de la última generación de la pick up antes de despedirse de nuestro mercado.

ford-f-100-xl-1997-sin-rodar

Qué decir de la Ford F-100, esa icónica pick up que se ganó un lugar en la historia como una herramienta de trabajo eficiente, con robustez de sobra y una confiabilidad comprobada a través de los años, tres puntos clave para quienes la utilizaban como vehículo de carga, ya sea para reparto o para labores en el campo; lugar donde mantuvo su mejor faceta.

La Ford F-100 se lanzó allá por 1948, tres años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, y se mantuvo en producción hasta 2012, año en que la planta que la compañía tenía en Brasil cesó su producción, luego de casi 65 años en los mercados y siete generaciones lanzadas, sin contar la infinidad de versiones especiales que se conocieron.

Te puede interesar
¿La mejor de todas? Restauran a la pick up Toyota que revolucionó el segmento de las 4×4  

En nuestro país, la Ford-100 se produjo hasta mediados de la década del ‘90 en la planta de Pacheco (Buenos Aires), ya que la marca del óvalo iniciaba un proceso de reestructuración que incluía el comienzo de fabricación en Argentina de la inédita Ranger y el traslado de la producción de una de las “chatas” más queridas de Argentina a Brasil.

ford-f-100-xl-1997-sin-rodar

revista tm digital

En un contexto que marcaría el comienzo de una verdadera evolución de las pick up, la Ford F-100 no se rendía y demostraba que todavía le quedaban muchas páginas por escribir. En 1996 la pick up más famosa de nuestras tierras presentaba un rediseño frontal y en este caso encontramos uno de esos ejemplares que vale la pena admirar.

Te puede interesar
Hace 125 años, Mercedes-Benz revolucionaba el transporte con este inédito camión

Ford F-100 XL 1997: casi 0km

La pick up Ford F-100 que ocupa esta nota fue publicada por los amigos de @retrovintagephotos. Es un ejemplar del año 1997 de la gama “HSD” y en una de las versiones más básicas que se podían comprar en aquel momento, llamada XL (había una XLT que sumaba varios elementos de confort), con un odómetro que acusa apenas 6.400 kilómetros recorridos.

Guardada en un galpón: la historia de la primera Toyota Hilux que llegó al país

Según contaron en el posteo, la pick up pasa la mayoría del tiempo guardada en una cochera, algo que para los más fierreros quizás resulte un sacrilegio. En sus épocas de esplendor, el producto de Ford cumplía tareas exigentes en diferentes ámbitos, ya que por aquel entonces las pick ups medianas no estaban tan instaladas como ahora.

Te puede interesar
Imaginan cómo sería el regreso de los camiones Dodge bajo la marca RAM   

ford-f-100-xl-1997-sin-rodar

Esta nueva línea de la Ford F-100 llegaba con cambios principalmente en el frontal, con una parrilla que dejaba de lado las líneas rectas pero no abusaba de las redondeces, y que le imprimía mayor modernidad al mismo tiempo que la estilizaba.

También había novedades debajo del capot: un nuevo motor. Hablamos del conocido Maxion, con 2,5 litros, turbo e intercooler que desarrollaba 115 CV junto a un torque de 27 kgm y en aquella época era el mismo que montaban otros modelos como, por ejemplo, la Land Rover Discovery TDI.

Te puede interesar
Magirus, la marca que revolucionó la manera de combatir incendios

La historia de la Ford F-100 V8 Deluxe con más de 50 años de legado

Lo más curioso de esta mecánica es que en ese momento Chevrolet, eterno rival de Ford, montaba motores de la línea Maxion en sus pick ups. Por ejemplo, por aquellos años, la Custom D-20 tenía un 4.0 de 150 CV. Más tarde llegaría la S10, rival de la Ranger, que en principio tenía un motor 2.2 naftero, pero luego sumó el mismo 2.5 gasolero que la Ford F-100.

Te puede interesar
Berliet T100, el camión gigante que logró atravesar el desierto en busca de petróleo

Con este impulsor la Ford F-100 mejoraba mucho el andar gracias a una notable reducción en el nivel de vibraciones que transmitía el motor al habitáculo. También tenía prestaciones más acordes a un vehículo de su talla, siempre recordando que se trataba de una pick up grande con motor diésel de “los de antes”.

ford-f-100-xl-1997-sin-rodar

ford-f-100-xl-1997-sin-rodar