pickups |

La historia de la Ford F-100 V8 Deluxe con más de 50 años de legado

Mirá el estado en que se encuentra está icónica Ford F-100 V8 en versión Deluxe con un kilometraje impensado.

ford-f100-v8-deluxe

La Ford F-100 dio sus primeros pasos en nuestro mercado a fines de la década del ‘50, cuando comenzó a ensamblarse en la planta de La Boca, previo a su llegada a Pacheco, por lo que ostenta un legado que no todas las pick ups pueden presumir, ganándose un lugar en la historia como uno de los vehículos más queridos y reconocidos de nuestra industria.

Fueron varias las evoluciones que atravesó a lo largo de todos estos años, y cada una de sus generaciones mantuvo a raja tabla sus principales atributos como la robustez, nobleza mecánica y una confiabilidad que la hizo muy popular entre los usuarios del campo.

La Ford F-100 es quizás uno de los vehículos con mayor historia de nuestro país, y si bien en otras oportunidades ya te hemos mostrado diferentes unidades en excelente estado de conservación, creemos que este ejemplar inmaculado con más de 50 años y un kilometraje único merece la pena este espacio.

Te puede interesar
Restauran un Volkswagen clásico que supo tener cuatro ejes y tracción con orugas

La mejor Ford F-100 con motor V8

“La Ford F-100 Deluxe en cuestión fue entregada por el Concesionario Amatriain y Cía. S.A, de la ciudad de San Pedro, Buenos Aires, sobre finales de 1969, tras un par de meses de espera. Originalmente, una conocida familia de productores frutícolas la había encargado de color gris, con el objetivo de reemplazar su Dodge 100”, nos cuenta Braian Biason, de CDF Garage y responsable del estado actual de la pick up.

Una vez arribada la unidad al salón de exposición del concesionario, conducida desde la Planta Ford de General Pacheco por Eduardo Amatriain, permaneció un par de días expuesta, engalanando las vidrieras que dan a la céntrica calle Mitre, de San Pedro.

Guardada en un galpón: la historia de la primera Toyota Hilux que llegó al país

Como la demora ya era insostenible, entonces el propietario del Concesionario negoció personalmente la entrega de dicha unidad en color verde y con equipo ‘full’: calefacción y servofreno, que se sumaban al equipo Deluxe y el motor V8 4.8 de 160 HP.

La Ford F-100 permaneció en servicio hasta mediados de la década del 70, cuando la dinámica laboral cambió y se transformó en un medio de movilidad prescindible. No obstante, permaneció en la familia siendo puesta en marcha y rodada dentro del campo para mantenerla operativa.

Te puede interesar
K100, el famoso camión de Kenworth que supo conquistar a los choferes norteamericanos

En 2021 se puso a la venta tras un proceso sucesorio que la pandemia supo dilatar. El odómetro marcaba 54.000 kilómetros, todos realizados por la misma persona al volante. Finalmente fue adquirida por un vecino de la localidad, quien no solamente la mantuvo celosamente guardada sino que trató de conservar la mayor cantidad de componentes originales.

De la vieja escuela: la última Ford F-100 de producción nacional en su estado más puro

“Luego, esta Ford F-100 llego a manos nuestras. Le realizamos un trabajo estético completo. Se desarmó íntegra para trabajar su pintura original, mejorándola y recuperándola al máximo posible. Desarmamos y quitamos los paragolpes, parrilla, molduras, ópticas, insignias, manijas de puerta, antena, limpia parabrisas y tazas. Realizamos un trabajo de limpieza, restauración y pulido recuperando cada parte de la camioneta a su mejor versión”, cuenta Braian.

Te puede interesar
Kenworth K100: ¿El camión más legendario de la historia?

Si bien recibió un lavado de cara general, lo cierto es que solo se pintaron las llantas, ya que el resto se mantuvo original de fábrica. “También se desarmó el interior, que poseía el piso de goma original y también la tela del asiento. Por último, limpiamos y pulimos las diferentes partes de la cabina”, concluye Braian.

ford-f100-v8-deluxe

revista tm digital

ford-f100-v8-deluxe

ford-f100-v8-deluxe

ford-f100-v8-deluxe