novedades |

El Volvo VM autónomo hace que el campo se rinda ante él

Volvo Trucks comercializa en Brasil el VM autónomo desarrollado específicamente para aumentar la rentabilidad del negocio de la caña de azúcar en el país vecino. Vanguardista y altamente tecnológico, es el primer prototipo de su estirpe en la región.

Volvo VM autónomo

Volvo Trucks es reconocido globalmente por sus soluciones de transporte innovadoras, y en esta oportunidad presenta en Latinoamérica el primer camión autónomo en realizar las primeras pruebas con grandes resultados.

Desarrollado sobre un VM 270 I-Shift 6×4, este prototipo fue diseñado para eliminar la pérdida de productividad causada por el camión que, durante la cosecha en tierras brasileras, pisotea los brotes de caña. Las pérdidas generadas por diferentes causas rondan en un 12% de la producción anual de caña de azúcar.

Mirá también: ¿Por qué Scania es la marca más elegida de Brasil?

Perpetrado a partir de tecnologías ya disponibles comercialmente en el Grupo Volvo, Roberson Oliveira, Gerente de proyecto de ingeniería avanzada del Grupo Volvo América Latina, explica que “la electrónica del nuevo VM autónomo es avanzada y ha sido desarrollada para satisfacer la demanda del sector, para garantizar la productividad durante la cosecha de la caña. Es una tecnología que resuelve el problema de precisión, humanamente imposible de lograr, incluso en las maniobras en marcha atrás. El Volvo VM Autónomo es fruto del intenso trabajo del área de investigación e ingeniería  avanzada del Grupo Volvo, que viene desarrollando vehículos e innovadoras máquinas para diferentes mercados y aplicaciones alrededor del mundo”.

Volvo VM autónomo

Vanguardista

El nuevo camión autónomo de la marca sueca, que responde a un chasis 6×4 sobre una cabina VM y afirmado sobre neumáticos de alta flotación, fue concebido en poco más de un año por los ingenieros de Volvo en el complejo industrial de la empresa en Curitiba, Brasil, en colaboración con especialistas de la marca en Suecia y probado con gran éxito en las cosechas de la Usina Santa Terezinha, una de las empresas del Grupo Usaçucar, que está entre los mayores productores y exportadores de azúcar del país vecino, con base en Maringá, Paraná.

Volvo VM autónomo

El sistema consta de dos antenas GPS de alta precisión, parte del sistema VDS (Volvo Dynamic Steering, el revolucionario sistema de dirección de la marca), dos giroscopios de alta sensibilidad y una pantalla colocada dentro de la cabina del camión, que trabaja como una interfaz humano-máquina.

Volvo VM autónomo

Además del sistema de dirección dinámica de Volvo Trucks, el nuevo vehículo asimiló, por ejemplo, el Co-Pilot de Volvo Construction Equipment y también dispositivos de Volvo Penta y de Volvo Buses, respectivamente para el posicionamiento del camión en los mapas y para la integración en la arquitectura electrónica del vehículo.

Volvo VM autónomo

A su vez, el VM Autónomo utiliza la tecnología RTK (Real Time Kinematics) para geolocalización. Utilizando unidades de medición de inercia, los mencionados giroscopios, el sistema identifica detalladamente la inclinación y el desplazamiento del vehículo, tanto de la cabina como del chasis, así como su movimiento relativo, incluyendo el ángulo del terreno. El control lateral del camión es extremadamente preciso, justamente para que los neumáticos no pasen por encima de los brotes.

Volvo VM autónomo

Primeros pasos

La cosecha de la caña de azúcar se produce en un corto período de tiempo. El trabajo debe hacerse 24 horas al día, siete días a la semana. Debido a la severidad propia de la operación, de la poca visibilidad nocturna y de la paja que cae sobre el suelo, el conductor no logra conducir el vehículo con precisión como para evitar el pisoteo de los brotes.

Y como la replantación de caña de azúcar se hace cada cinco años, con un promedio de cinco cosechas por siembra, la precisión en la trayectoria del camión por la plantación es muy importante, ya que los brotes resultante de la cosecha se convertirán otra vez en plantas adultas de caña de azúcar en zafras posteriores.

Volvo VM autónomo

El camión funciona autónomamente por los cultivos con una precisión de 2,5 centímetros en la dirección, una regularidad que no podría ser lograda por el conductor, eliminando esa pérdida y por lo tanto aumentando la rentabilidad en la operación.

Luego que el mapa digital del cañaveral es insertado en la computadora del VM, la solución de Volvo reconoce precisamente las líneas de la plantación, sin pasar por arriba de los brotes. El papel del conductor es dirigir el vehículo hasta el comienzo de la línea en el cultivo, encontrar la ruta a seguir y luego retirarlo de la plantación para hacer el transbordo a los vehículos de transporte que van a llevar la carga hasta su destino.

Mirá también: Mercedes-Benz ayuda al regreso de los carritos de helados

“La tecnología de Volvo proporciona una gran precisión en el trayecto del camión mientras que el conductor acompaña la operación y utiliza el tiempo para otras tareas importantes, tales como el transbordo, descarga y otros controles administrativos de la operación”, explica Bernardo Fedalto, director de camiones Volvo en Brasil. “El sector cañero opera a gran escala, porque el porcentaje de ganancia es pequeño. Nuestra solución asegura una mayor productividad en el campo y más rentabilidad en el negocio”, resalta Fedalto.

Volvo VM autónomo

Por su parte, Paulo Meneguetti, director financiero y de suministros del Grupo Usaçucar, y cliente de Volvo hace 30 años, aseguró que “no aplastar los pies de caña restantes en la cosecha era una vieja reivindicación que teníamos. El pisoteo de los brotes es actualmente el principal daño de la cosecha en Brasil, superior incluso a los problemas causados por el clima y las plagas. Esta nueva tecnología contribuirá de manera decisiva a mejorar la productividad en la operación”.