novedades |

Volvo Trucks apuesta por más camiones eléctricos

Junto al aumento de la electrificación del sector del transporte, la mejora continua de la eficiencia de los motores de combustión desempeñará un papel clave en el transporte de larga distancia durante muchos años.

¿Cómo reducir el impacto del transporte de carga sobre el medio ambiente y el clima si la demanda sigue aumentando? Volvo Trucks, que recientemente comenzó a vender camiones eléctricos para el transporte urbano, cree que la electrificación puede convertirse en una alternativa competitiva también para camiones más pesados. Para explorar y demostrar estas posibilidades, Volvo Trucks desarrolló camiones conceptuales eléctricos para operaciones de construcción y distribución regional.

“Vemos un gran potencial en el largo plazo. Con nuestros camiones conceptuales, el objetivo es explorar y demostrar diferentes soluciones para el futuro mientras evaluamos el nivel de interés en el mercado y en la sociedad”, afirma Roger Alm, Presidente de Volvo Trucks.

Los camiones eléctricos pesados pueden ayudar a mejorar el ambiente de trabajo para los conductores y los trabajadores de la construcción gracias al bajo nivel sonoro y a la ausencia total de emisiones de escape, que pueden tener un efecto significativo y positivo en la calidad del aire en las ciudades con muchos proyectos de construcción en curso. Debido a la ausencia de ruido, estos camiones también permiten realizar operaciones de transporte durante más horas al día, lo que abre nuevas posibilidades para simplificar las operaciones, por ejemplo, en grandes proyectos de construcción y para transportes en y alrededor de las ciudades.

Es posible una reducción del impacto climático global del sector del transporte mediante el uso de vehículos eléctricos pesados en la distribución regional. La mayoría de la distribución de mercaderías por camión dentro de la Unión Europea es regional.

“En Europa hay una enorme cantidad de camiones utilizados para el transporte regional de mercaderías que tienen un kilometraje promedio anual de 80,000 km. Esto significa que un mayor uso de vehículos eléctricos para la distribución regional resultaría en ganancias climáticas significativas, siempre que la electricidad esté libre de fósiles”, explica Lars Mårtensson, Director de Medio Ambiente e Innovación, Volvo Trucks.

El plan de Volvo Trucks para camiones eléctricos pesados para la construcción y distribución regional es que un grupo de clientes europeos seleccionados participe de pruebas piloto con una pequeña cantidad de vehículos eléctricos. Más adelante, se podrá pensar en una comercialización más masiva.

«La velocidad a la cual se desarrollará la electrificación dependerá de una serie de factores. Por un lado, se necesita una amplia expansión de las infraestructuras de carga y, por otro lado, es necesario garantizar que las redes de energía regionales puedan ofrecer suficiente capacidad de transferencia a largo plazo. Los incentivos financieros son necesarios para inducir a más transportistas a invertir en vehículos eléctricos. Los dadores de carga también pueden contribuir ofreciendo contratos a largo plazo y estando más dispuestos a pagar por transportes sostenibles. Muchos operadores de transporte tienen márgenes muy ajustados, por lo que cada nueva inversión debe ser rentable”, completa Mårtensson.

También podría interesarte: