novedades |

Urea Azul 32 de YPF, una solución para vehículos pesados

El fluido de YPF que reduce las emisiones en camiones y buses Euro 5 combina máxima calidad y amplia oferta nacional. Es el principal componente que contribuye a un aire más limpio.

YPF urea

Como es conocido, en Argentina, a partir de enero 2016, todos los nuevos modelos de vehículos pesados diésel comercializados, ya sea producidos localmente y/o importados, deben asegurar el cumplimiento de los límites de emisiones al ambiente, indicados por la norma Euro 5. Desde el 1º de enero de 2018, este requerimiento se extendió para todos los vehículos pesados y/o los motores que equipen a los mismos.

Euro 5 es la legislación de la Comisión Europea que establece los requisitos técnicos en lo que respecta a los límites de emisiones de los vehículos de combustión interna. En nuestro país Euro 5 sustituyó a Euro 3, con el fin  de lograr una sustancial reducción de los niveles de emisiones máximos permitidos de todos los parámetros tales como CO (monóxido de carbono), HC (hidrocarburos no quemados), NOx (óxidos de nitrógeno) y PM (material particulado), con una significativa reducción para estos 2 últimos contaminantes, especialmente por el impacto perjudicial que estos tienen en la salud de la población, causando problemas respiratorios y alergias, entre otros y en el medio ambiente.

Las opciones disponibles en Argentina

Con el objetivo de llevar las emisiones a los niveles exigidos por Euro 5, se han desarrollado dos sistemas para tratar los gases de escape y reducir los contaminantes antes mencionados, previo a su salida al ambiente. Uno de ellos se basa en la Recirculación de los Gases de Escape (EGR) combinado Catalizadores de Oxidación (DOC) y/o Filtro de Partículas Diesel (DPF). El otro sistema posible es la Reducción Catalítica Selectiva (SCR). Para ambas tecnologías, el combustible debe cumplir con las especificaciones del diésel grado 3, (Resolución 1283/2006), que estipula un contenido máximo de 10 ppm (partes por millón) de azufre en el mismo.

En el caso del sistema EGR, la reducción de emisiones se realiza por recirculación de los gases de escape, introduciendo una fracción de estos en la admisión, lo cual permite controlar los niveles de óxidos de nitrógeno dentro de la cámara de combustión y trabajando con un sistema de post-tratamiento equipado para asegurar el cumplimiento de los niveles máximos de las otras emisiones controladas.

Mira también: El camión que menos consume es norteamericano

Por su parte, el sistema SCR (Selective Catalytic Reduction) consiste en un postratamiento de los gases de escape inyectando un fluido, conocido en Argentina como ArNox 32 (Agente Reductor de óxidos de nitrógeno o urea), el cual reacciona dentro del sistema, transformando los NOx de la combustión, en nitrógeno y agua, constituyentes inocuos de la atmósfera.

Independiente del tipo de estrategia de control de emisiones elegido por el fabricante, estos vehículos pesados cuentan adicionalmente con un sistema de diagnóstico a bordo (OBD: On Board Diagnostics), que detecta si las emisiones de los óxidos de nitrógeno están por arriba de 3,5 g NOx/kWh, encendiendo una luz en el tablero del conductor indicadora de falla en el sistema de post-tratamiento. El sistema OBD dispone también de un segundo nivel de alerta para emisiones de NOx, de 7.0 g /kWh, el cual cuando superado, dispara la limitación del torque efectivo del motor, para inducir al conductor a procurar asistencia mecánica y solucionar el problema.

Por ejemplo, el sistema OBD se dispara cuando se agota el ArNox 32 o por problemas en el sistema SCR causados por deficiencias en la calidad del ArNox 32 u ocasionados por desvíos en su concentración y/o presencia de contaminantes, en aquellos vehículos pesados equipados con el sistema SCR o también por problemas en la combustión ocasionados por diésel de calidad inadecuada, cualquiera sea la estrategia de control de emisiones elegida por el fabricante del vehículo.

YPF urea
revista tm digital

Queda claro entonces que la inversión requerida para adquirir estos vehículos de última generación comercializados en nuestra región que buscan preservar la calidad del medio ambiente y la salud de las personas, precisa resguardarse con el uso de combustible diésel de bajo azufre (grado 3) y también de ArNox 32 de calidad asegurada, cuando estén equipados con sistemas SCR. Esto ayudará a disminuir la polución ambiental ocasionada por vehículos de generación anterior, a medida que estos gradualmente salgan de circulación y sean reemplazados por los vehículos de nueva generación menos contaminantes.

Con este propósito, desde 2014, YPF comercializa AZUL 32®, su producto Arnox 32, producido y comercializado en Argentina. El diferencial de AZUL 32 ® es su garantía de calidad en toda la cadena de suplido, ofreciendo adicionalmente, asistencia técnica para el adecuado almacenaje, manipuleo y uso según los estándares de la norma ISO 22241. Adicionalmente, AZUL 32® cuenta con licencia de marca AdBlue® (marca registrada por la VDA) y certificación API DEF.

También podría interesarte: