novedades |

El camión que menos consume es norteamericano

Diseñado por cuatro grandes fabricantes, el supertruck Catalist tiene el récord de consumo cada 100 km recorridos con una carga de 30 toneladas.

Supertruck

El proyecto fue llamado globalmente SuperTruck e involucró a grandes fabricantes como International siendo la cabeza del grupo, Cummins, Daimler Trucks y Volvo Trucks. El objetivo fue claro: desarrollar un equipo tractor (camión + semi) que logre reducir al máximo el consumo de diésel y por ende las emisiones contaminantes.

Luego de culminar con éxito la fase tres de este desarrollo, que comenzó en 2015, y el cual es apoyado actualmente por el gobierno norteamericano con 80 millones de dólares –20 para cada fabricante–, el primer resultado fue netamente positivo, ya que la unidad provista por International redujo el consumo de diésel en un 50% respecto a un camión similar pero modelo 2009.

Mira también: Volkswagen Argentina amplía su producción en Córdoba

Supertruck

Bajo la extensa denominación Catalist Navistar SuperTruck, uno de los principales factores determinantes fueron la disminución de la carga aerodinámica y el peso del conjunto tractor-semi, que en este concept resultó ser un “todo en uno”. El camión es una modificación del International LT, mientras que el remolque pertenece a la firma Wabash.

Menos peso, más aerodinámico

El primer desafío que tuvieron que superar los diseñadores fue reducir el peso  total. Por eso se recortaron 2 toneladas solo del semi. ¿Cómo? Se reemplazó el tren posterior con partes en aluminio y se colocaron ejes más livianos; se instalaron paredes DuraPlate más delgadas en el remolque, se instalaron las balanzas en el tractor; los faldones, capot, laterales son de fibra de carbono, mientras que el parabrisas es de policarbonato, más liviano y resistente que el vidrio. Por último, los neumáticos súper individuales y los tanques de aluminio lograron una reducción de peso general de un 8%, si bien se agregaron 230 kg en extras como los paneles solares de 48 voltios en todo el techo del semi.

Supertruck

A nivel aerodinámico, se mantuvieron las características y medidas del remolque, pero se agregó una cola tipo bote que se extiende muy por debajo de la protección antiempotramiento y actúa como una extensión de los faldones en la parte trasera del camión. A su vez, un tratamiento de fibra de carbono reforzado actúa como el casco de un barco debajo del remolque, separando el flujo de aire que ingresa a los ejes del remolque.

El espacio entre el camión y el semi se cerró prácticamente mediante un diseño de rótula que presenta una articulación completa con un mínimo espacio. Todas estas mejoras aerodinámicas lograron reducir el coeficiente de arrastre del equipo en más del 30%, según las pruebas realizadas en el túnel de viento de la NASA.

El encargado de impulsar al Catalist es un Cummins/Navistar A26 con diversas actualizaciones como una bomba de agua de velocidad variable, revestimientos que aminoran la fricción, presiones máximas de cilindro más altas, una transmisión automatizada directa de 10 velocidades, y una relación de eje trasero de 1:91 (la más alta jamás utilizada en este tipo de aplicación). Con todo esto, el conjunto puede viajar a 100 km/h a solo 1.000 rpm.

Supertruck

Sin embrago, no todo termina acá. El concept también se ve beneficiado con un sistema eléctrico mediante un supercondensador de 24v que haces las veces de stop/star, es decir, en un semáforo, por ejemplo, el motor se detiene y cuando se pisa el acelerador se enciende nuevamente; y otro que recupera la energía cinética de 48v (los paneles montados en el techo del semi) durante las frenadas para alimentar a otros componentes de la unidad como los tanques de aire. Claramente, otras ayudas van de la mano de la tecnología aplicada a la seguridad, como el control de crucero predictivo que mantiene la distancia frente al vehículo de adelante.

Todas estas mejoras que parten desde la cabina, continúan en el semirremolque y culminan en todo lo referente a la parte motriz, hicieron que el Catalist una los Estados Unidos de punta a punto con un peso bruto total de 30 toneladas (tractor+semi+carga) consumiendo solo 18 litros de diésel cada 100 kilómetros recorridos. Todo un récord.

Supertruck