novedades |

¿Qué es y cómo funciona el Iveco Control Room?

Técnicos especializados monitorean los vehículos en tiempo real, brindándole al transportista una herramienta enfocada en la conectividad para la gestión y prevención de sus vehículos.

El Control Room, inaugurado hace un año por Iveco Argentina, es una herramienta operada desde la terminal de la firma en Buenos Aires. Se trata de un servicio que busca ser más eficiente el transporte al ofrecer menores costos operativos y mayor disponibilidad de las unidades en ruta. Para ello, técnicos especializados monitorean los vehículos en tiempo real, brindándole al pequeño y gran transportista una herramienta enfocada en la conectividad y en la gestión de sus vehículos trabajando preventivamente en las posibles fallas de la unidad.

Walter Quaranta, Responsable de Desarrollo de monitoreo para el Control Room, nos introduce sobre su funcionamiento. “El monitoreo de códigos de alerta es un complemento al sistema de telemetría. Con aquella herramienta, era posible obtener datos sobre: gestión de combustible, localización de unidades, historial, scoring de conductores, etc. El nuevo servicio dispone de una Hardware (igual al de Telemetría) interconectado a la red CAM del vehículo, donde se conectan los módulos de motor, de control de transmisión, de ABS, y de carrocería. Tiene la capacidad de recibir códigos DTC y reportarlos vía GPRS a un servidor. Este servidor los publica y nosotros lo vemos en la plataforma del Control Room. La plataforma comprende un mapa donde están identificadas, por medio de puntos, las unidades Iveco que están conectadas. Los puntos verdes significan que no presentan ningún tipo de alerta; los puntos amarillos marcan una alerta en advertencia y los puntos rojos indican una alerta crítica. Los puntos azules están para saber cuáles son las unidades que se encuentran bajo tratamiento desde el Control Room”.

Un dato importante que facilita la tarea de los operadores es que el menú de la plataforma dispone de filtros personalizados (para detectar un cliente en particular o por la gravedad de la falla) así como accesos rápidos. El mapa también indica dónde se encuentran los puntos de servicio Iveco, con los que se puede determinar qué posibilidades de asistencia tiene un vehículo cuando presenta una alerta. Cada punto que avizora brinda una referencia rápida: fecha, hora, nombre y cantidad de alertas previas.

¿Cómo se desarrolla un flujo de atención por alerta? “El primer filtro es a través de un algoritmo. Dependiendo del tipo de alerta es reclasificada y puede visualizarse por el operador técnico especializado. Si la alerta es roja, se requiere un contacto inmediato con el cliente, en conferencia telefónica con el concesionario más cercano para evaluar la rápida intervención de un taller móvil. Si la alerta es amarilla se realiza un contacto programado para planificar una intervención en el taller o se realiza un monitoreo frecuente (para constatar su evolución). El procedimiento una vez contactado el cliente, requiere que se verifique su situación (se chequea si realmente él también notó la falla o si detectó síntomas extraños), además de confirmar su ubicación, y de solicitarle un control del estado general de la unidad. Luego de generar un CRM (identificación propia del Control Room) y se comienza con el tratamiento para llegar a una solución. La idea es que el operador realice un diagnóstico previo gracias a toda la información disponible, ya sea a través de nuestros datos o los del cliente”, afirmó Quaranta.

Esta herramienta que reduce las paradas innecesarias y por ende el costo operativo está disponible en todos los productos de Iveco, desde un Daily hasta un Hi-Way, ya se 0km o usado (siempre y cuando la red CAM se compatible con esta tecnología). Para más información, ingresar a www.iveco.com.ar, comunicarse al 0800 44 IVECO (48326), o acercarse a un concesionario de la red oficial de Iveco Argentina.

También podría interesarte: