novedades |

¿Puede bajar el consumo un camión y un semi aerodinámico?

Bautizado Starship, este desarrollo aerodinámico de Shell cuenta con un sistema de tracción eléctrica en el semi y una carrocería en fibra de carbono.

shel-starship-semi-aerodinamico

Este prototipo súper aerodinámico cruzó los Estados Unidos de costa a costa batiendo todos los récords de consumo gracias a un conjunto de soluciones que bien podrán adaptarse a un camión convencional, ya que se fabrican en masa y no aportan una inversión importante.

El chasis sobre el que se desarrolló el Shell Starship 2.0 no trascendió, pero desde la petrolera informaron que se trata de un 6×2 que equipa un motor de alta eficiencia Cummins seis cilindros, 15 litros, 400 CV y 2.500 Nm.

Esta moderna planta impulsora se acopla a una transmisión Eaton automatizada de 18 marchas con una unidad inteligente que calibra el cambio de velocidad según peso y tipo de trayecto (inclinaciones y derivaciones).

Te puede interesar
Menos de 3,5 metros de largo: esta es la pick up más pequeña del mundo

Shell Starship, 100% aerodinámico

Hasta ahí, nada del otro mundo. A lo común en un camión el Starship suma una cabina 100% en fibra de carbono hiper-aerodinámica, rejillas activas en la parrilla (varían su apertura según temperatura y carga), cola aerodinámica tipo barco para un flujo de aire optimizado, y un carenado completo para menor resistencia.

A su vez, cuenta con un sistema de eje trasero eléctrico para un aumento de potencia al subir pendientes o circular a baja velocidad que funciona ayudando al Cummins y reduce esfuerzos del tren tractor del camión.

Te puede interesar
Distinta a todas: así es la pick up que buscará un lugar entre las japonesas y norteamericanas

Te puede interesar: Así es el camión más aerodinámico producido en Sudamérica

Además posee inflado automático de neumáticos personalizado para una presión constante, cámaras en lugar de espejos, y una matriz con paneles solares en todo el techo del tráiler de 5.000 vatios de carga que almacena energía para todos los componentes eléctricos del camión.

Por esta simple razón, no tiene alternador y la climatización se desprende de un compresor de aire ya que es totalmente eléctrica. Así las cosas, el conjunto tractor, semi+carga, pesa en total unas 34 toneladas.

Todas estas innovaciones hicieron que el Starship cruce los Estados Unidos de un extremo a otro desde Jacksonville (Florida) a San Diego (California) con un consumo promedio de 23 litros cada 100 km, con mínimos de ¡apenas 16 litros!

El recorrido fue de más de 3.700 km realizando un servicio de transporte en condiciones de tráfico real: paradas, detenciones no planificadas y hasta lluvias torrenciales. Según Shell mostró una mejora de casi un 250% en la eficiencia del costo por tonelada transportada con respecto al camión promedio.

Te puede interesar
La falsa Tesla Cybertruck: así diseñó una marca asiática a su futura pick up eléctrica

shel-starship-semi-aerodinamico

revista tm digital

shel-starship-semi-aerodinamico

shel-starship-semi-aerodinamico

shel-starship-semi-aerodinamico