novedades |

Más novedades de Isuzu desde Tokio

El camión Giga cuenta con mejoras que, además de actualizarlo en temas de seguridad avanzada, se focalizan en el objetivo de aliviar la fatiga del conductor.

Durante la última edición del Salón de Tokio, la firma Isuzu siguió demostrando su compromiso en generar relaciones de colaboración con clientes y la sociedad en general. Más allá de hacer hincapié en el desarrollo de camiones de tecnología de conducción autónoma avanzada y de presentar nuevas versiones para sus vehículos livianos más comercializados, también se lució con novedades tecnológicas presentes en su gama pesada.

Así, los asistentes al tradicional salón mecánico que desde Japón anticipa todo lo nuevo que puede verse, comprobaron por qué la versión 2020 del Giga supera a sus predecesores. El camión cuenta con mejoras que, además de actualizarlo en temas de seguridad avanzada, se focalizan en el objetivo de aliviar la fatiga del conductor. El vehículo dispone de un sistema que hace las veces de freno anticipativo, capaz de detectar peatones y bicicletas en una medida de seguridad que evita accidentes al girar en las intersecciones. Además, posibilita un canal de monitoreo de punto ciego que ayuda en los cambios de carril, mientras que su faros LED varían la distribución de la luz para una máxima visibilidad. Para reducir la fatiga del conductor, el Giga se renueva con un sistema de control de crucero que utiliza un radar de ondas milimétricas para medir la distancia desde el vehículo precedente con el fin de mantener un espacio de seguridad a cualquier velocidad.

Por otro lado, el vehículo Erga Dúo no solo transporta eficientemente a una gran cantidad de personas, sino que también su sistema híbrido responde a la necesidad de reducir las cargas ambientales. Dispone de un sistema de frenado de conducción de emergencia (EDSS) que, integrado por primera vez en un bus de tránsito, desacelera y detiene la marcha al presionar un botón de emergencia cuando un pasajero o un miembro de la tripulación detecta alguna anomalía con el conductor. El bus también está cargado con nuevas tecnologías para soportar un tránsito rápido avanzado. Por ejemplo: el control ART de amarre preciso alinea automáticamente el bus con la parada y el control de crucero adaptativo cooperativo (CACC) acelera y desacelera automáticamente en las detenciones programadas. Finalmente, cuenta con sensores que miden los cambios de velocidad a través de la comunicación de vehículo a vehículo con las unidades precedentes y un soporte visual que detecta los obstáculos en movimiento fuera del campo visual del conductor, entre otros.

También podría interesarte: