novedades |

El presente de los bitrenes en Argentina

“Tenemos habilitados 15.000 kilómetros de rutas nacionales que forman parte de los corredores para bitrenes con un largo superior a los 22,40 metros”, manifestó el funcionario nacional.

El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, determinó la implementación del Plan Vial Federal que tiene previsto la habilitación de caminos para la circulación de bitrenes. La posibilidad de transportar cargas con esta modalidad era una deuda pendiente del sector productivo, ya que se trata de unidades que cuentan con gran potencialidad para la reducción de costos (de hasta un 40 por ciento, en algunos casos). Además, la carga útil extra que puede llevar un bitren en relación a un camión convencional (hasta 45 toneladas de PBT) puede ser superior a un 40% (en configuración de más 20,40 metros y 60 toneladas) y alcanzar hasta el 75% (en configuración de 30,25 metros y 75 toneladas). Pero, no solo reducen costos operativos, sino que los bitrenes posee un alto nivel de seguridad, ya que el tractor y su semi-remolque incorporan, por ley, control de estabilidad (ESP), frenos electrónicos (EBS) y sistema antibloqueo (ABS). De la misma manera, un vehículo de estas características tiene que contar con una relación potencia/peso de 6,75 CV por tonelada y todos sus ejes deben incorporar suspensiones neumáticas, así como balanza referencial de peso y luces de LED.

A medida que se avanza con su implementación, quedó técnicamente comprobado que no es difícil adelantar a un bitren, así como también se verificó la eficiencia en el manejo, el ahorro y, especialmente, que genera una cadena importante en la generación de trabajo. Si bien se requiere de una gran inversión, la rentabilidad posterior no es para despreciar. ¿Qué es lo que falta para que las empresas y los usuarios tengan plena confianza en el sistema?

Dialogamos con Guillermo Campra, Director de Transporte de Cargas del Ministerio de Transporte de la Nación, sobre la inquietudes que aún acechan a este tipo de modalidad.

“Desde el Ministerio de Transporte de la Nación tratamos de ser lo más transparentes posibles con el tema para que se pierdan algunos miedos. Muchos todavía creen que un bitren puede generar más riesgo o inseguridad vial. En cuanto a la rentabilidad, siempre dependerá del tipo de circuito a realizar, del tipo y volumen de la carga, del ‘round trip’ que se genere y, obviamente, de la coyuntura económica del momento. Sabemos que genera ahorros en un rango del 20 al 35%. Y lo mismo sucede en las versiones con sistema escalado (sobre todo por su mayor capacidad de carga). En los bitrenes, esa importante inversión inicial significa un mayor aporte de tecnología y, la reducción de costos, hace que se generen posibilidades de ampliar la frontera productiva. Esto a su vez genera más trabajo, que implica una mayor producción, que requiere de más transportes y que necesita de más choferes, no menos… La enseñanza de todo esto es completamente contraria a lo que se piensa: ‘transportar a un costo menor genera mayor producción’. Existen muchas economías, como la explotación minera o la de productos primarios, que al tener una baja en el costo logístico generan mayor oferta. Y eso siempre significa que hay más para transportar. Además, por sobre todas estas razones, también tenemos más tecnología, que cuida más la infraestructura vial, que implica menos accidentes, y que posibilita mayor seguridad vial para todos. Un circulo virtuoso que cierra a la perfección”, señaló Campra.

Por otra parte, desde el Ministerio se habilitaron ya varios kilómetros, como los corredores centrales denominados “Industrial (por la Ruta Nacional 9, entre Campana y Córdoba) y “Forestal” (desde Zárate hasta el Puerto de Posadas, en el límite con Brasil), pero restan provincias aún por adherirse. “Tenemos habilitados 15.000 kilómetros de rutas nacionales que forman parte de los corredores para bitrenes con un largo superior a los 22,40 metros, mientras que los bitrenes que tienen hasta 22,40 metros y 60 toneladas de pesos ya tienen libre circulación por todo el país a medida que se van adhiriendo más provincias (al momento ya confirmaron 14). Si no tienen restricciones para este tipo de vehículos, también hay bitrenes que pueden hacerlo por rutas provinciales. En lo que respecta al proceso de habilitación, de momento estamos analizando la cuestión de los puentes presentes en los corredores. En una primera etapa, de 61 puentes ya se analizaron 20 y estamos en estudio de una nueva tanda. De las provincias que se adhirieron, Córdoba todavía debe reglamentar porque tiene ley propia. Y faltan aún adherir varios territorios del NOA (Salta, Tucumán, Jujuy, Formosa, La Rioja) y del Sur del país (Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego). Lamentablemente, tampoco todavía hay confirmación de La Pampa, una provincia neurálgica, especialmente por generar un corredor muy importante con la conexión hacia Vaca Muerta”, confió a Transporte Mundial.

Una vez que comiencen a circular una mayor cantidad de bitrenes con una carga superior a las 60 toneladas, los que necesitan un trayecto aprobado por el Ministerio se habla sobre qué pasará con los controles y de cómo será la nueva fiscalización a nivel nacional. En base a esto, Campra apuntó que “desde la Dirección de Transporte de Cargas estamos avanzando sobre el tema balanzas (más allá que nuevas unidades cuenten con equipos de control propio), y tenemos en estudio la implementación de operativos de fiscalización más desarrollados. La idea es implementar controles tanto en origen como en ruta y cruzar bases de datos para comprobar todo lo que sea documentación. Vamos a hacer el máximo esfuerzo para evitar los excesos de carga y así cuidar nuestras rutas (como tampoco toleraremos la competencia desleal). Nos dirigimos en camino de una fiscalización más agresiva, más inteligente, y con la aplicación de toda la tecnología disponible para el cruce de datos y, lo más importante, trabajando en una unificación federal donde estén involucradas todas las provincias”.

También podría interesarte: