novedades |

¿Cómo cuidar tu camión a la distancia?

Las salas de monitoreo del Control Room están integradas, y desde ellas se observa on-line a todas las unidades con telemetría, para agilizar la resolución de inquietudes o realizar un tratamiento preventivo.

Dentro de la amplia lista de herramientas que posee Iveco para la posventa de unidades (Iveco Asistencia, Iveco Responde, Iveco Control, Iveco Garantía Premium, Iveco Telemetría e Iveco Top Drivers), la casa italiana cuenta con una última incorporación en materia de conectividad: el Iveco Control Room.

Se trata de uno de los pilares del Proyecto Avanzar lanzado por Iveco en 2018 y que ya lleva más de un año en funcionamiento. Esta herramienta está operada desde la terminal de la firma en Buenos Aires, y es un servicio que busca ser más eficiente el transporte al tener menores costos operativos y mayor disponibilidad de las unidades en ruta. Para ello, técnicos especializados monitorean los vehículos en tiempo real, brindándole al pequeño y gran transportista una herramienta enfocada en la conectividad y en la gestión de sus vehículos trabajando preventivamente en las posibles fallas de la unidad.

Esta tecnología está disponible en toda la gama de productos de Iveco, desde el más pequeño, el Daily, hasta un Hi-Way o Trakker, en unidades que sean desde el 2016 en adelante, es decir, todas aquellas que se hayan beneficiado de la nueva electrónica bajo norma Euro 5. La gran novedad es que también está disponible para camiones de otras marcas.

Entre las ventajas que ofrece el Control Room encontramos un completo soporte en telemetría, monitoreo constante de unidades, alerta de fallas, alertas en consumo de combustibles o aviso de mantenimientos que requiera el vehículo, entre otras características. “A la atención convencional, cuando el cliente se ponía en contacto con el operador y se le resolvía su problema mediante la derivación a los talleres, se le sumó ahora el monitoreo permanente de las unidades. Gracias a la telemetría, recibimos una alerta que está identificada y determinada mediante un código de fallas. La alerta es analizada por los técnicos y, de ser necesario, se activa el procedimiento de resolución. Aquí, para resolver los inconvenientes, se siguen los mismos caminos que en la atención convencional. La gran diferencia radica en que, con el Control Room, se puede conseguir una anticipación de la falla o inconveniente antes que el cliente pueda detectarlo”, explican desde Iveco.

Las salas de monitoreo del Control Room están integradas, y desde ellas se observa on-line a todas las unidades que tienen telemetría, ya sea para agilizar la resolución de inquietudes o realizar un tratamiento de manera preventiva de los posibles inconvenientes que se puedan presentar. Si la falla es crítica se requiere la asistencia. “El mayor beneficio para el cliente, está en evitar paradas no programadas en los vehículos. La clave para ser eficientes en el mantenimiento es la anticipación de las fallas para trabajar de manera ágil. Por eso, contar con toda la información técnica disponible es vital para efectuar el ‘feedback’ con la unidad y determinar, justamente, dónde se puede producir una falla”, agregan desde la empresa.

También podría interesarte: