novedades |

Cómo es Amogy, el camión que usa insumos de limpieza como combustible

El amoníaco es el futuro del transporte eléctrico según la empresa Amogy, que ya demostró su eficiencia y beneficios en un Freigthliner Cascadia de 2018.

camion-impulsado-por-nuevo-combustible

Un nuevo combustible para camión es la clave que abre el futuro del transporte. Actualmente, el uso de derivados fósiles en el sector es uno de los principales contribuyentes a la emisión de gases de efecto invernadero. Por esta razón, la búsqueda de alternativas más limpias y eficientes se convirtió en un tema clave para el desarrollo sostenible del planeta.

Una de las soluciones más prometedoras es el uso de celdas de combustible en vehículos eléctricos, que convierten hidrógeno en electricidad para alimentar el motor del vehículo. Sin embargo, un nuevo combustible surgió recientemente en Estados Unidos: el amoníaco.

Te puede interesar
Renault EZ-Flex, el pequeño utilitario eléctrico que revolucionará los repartos

¿Qué es el amoníaco y cómo puede utilizarse en camiones eléctricos?

El amoníaco es un compuesto químico que se compone de nitrógeno e hidrógeno. Es una sustancia abundante y relativamente fácil de producir, y se utiliza tradicionalmente en la industria química y agrícola, es por eso que fue catalogado como un nuevo combustible, es decir, algo que será viable de producir a nivel global.

De esta manera, el nuevo combustible fue propuesto como una alternativa al hidrógeno para celdas de combustible en camiones eléctricos mediante la empresa Amogy, que presentó en febrero pasado un Freightliner Cascadia de 2018 que fue reacondicionado para ser impulsado por dicho sistema pero generado energía a partir del amoníaco.

Te puede interesar
Un Volvo FH eléctrico alcanza la mayor autonomía con una sola carga

camion-impulsado-por-nuevo-combustible

revista tm digital

En 2023, Volvo tendrá la gama de camiones eléctricos más completa de Europa

Se trata del primer camión eléctrico del mundo propulsado por esta alternativa más eficiente que el hidrógeno o el GNV (gas natural vehicular) y con una densidad energética cinco veces superior a la de las baterías.

Según informaron desde Amogy, tras una carga de combustible de 8 minutos, el camión, que alcanza los 300 kW de potencia (410 CV), circuló durante varias horas sin carga en el campus de la Universidad de Stony Brook (EE.UU). A fines de este mes, el equipo realizará otra prueba a gran escala en la que mostrará el rendimiento del camión en diversas condiciones operativas reales.

Te puede interesar
Así es la pick up eléctrica con diseño de Toyota que acecha a la Ford F-150

¿Por qué el amoníaco es el nuevo combustible? 

Una de las principales ventajas del amoníaco es su capacidad para ser almacenado y transportado a temperaturas y presiones mucho más bajas que el hidrógeno, lo que simplifica su logística y reduce el costo de almacenamiento y transporte.

Además, el proceso de producción de amoníaco es relativamente sencillo y no requiere grandes inversiones en infraestructuras o tecnología, lo que podría abaratar su costo en comparación con el hidrógeno.

Budweiser apuesta a los eléctricos para distribuir sus bebidas

Tras concluir las pruebas venideras, Amogy continuará buscando asociaciones estratégicas en las industrias dedicadas al transporte global. Sus proyectos incluyen un remolcador propulsado por amoníaco de 1 MW de potencia, que la compañía tiene previsto presentar este mismo año, y otras implementaciones comerciales, como la modernización de barcos y yates.

Con varias demostraciones exitosas tanto en EE.UU como en Europa, Amogy asegura que mantendrá su sólido progreso hacia el objetivo de reducir más de 5.000 millones de toneladas métricas de emisiones de CO2 para 2040 con este nuevo combustible a base de amoníaco.

camion-impulsado-por-nuevo-combustible