mercado |

¿Positivo o negativo? Balance tras 60 días de confinamiento

El sector experimenta actualmente una reducción de volúmenes transportados del orden del 40% y en algunas regiones alcanza el 50%.

 

Tras 60 días de cuarentena, el transporte cumplió un rol fundamental y su actividad no pasó desapercibida. En un comunicado emitido por la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística, se explica cómo “se trabajó incansablemente para que nadie vea alterado el normal desarrollo de actividades, ir a trabajar o disponer de los alimentos y medicamentos en sus casas. A su vez, FAETyL demostró una capacidad de respuesta altamente satisfactoria”.

“Este logro se debe a la alta profesionalización del sector que día a día trabaja con los más altos estándares”, continúa el mensaje.

“Desde un primer momento se desarrollaron protocolos de seguridad e higiene propios y se ayudó a otras empresas a redactarlos. Se incorporaron todos los elementos de salubridad necesarios para cuidar tanto a empresarios como a clientes y se reestructuró la forma de trabajo para minimizar las posibilidades de contagio. Todas estas tareas se dieron en un contexto de total crisis para el sector: ya que previamente se experimentaban caídas del poder adquisitivo y del consumo y todo se todo se vio agudizado con la llegada de la pandemia”.

“Actualmente, el sector experimenta una reducción de volúmenes transportados del orden del 40% y en algunas regiones alcanza el 50%. Lo que genera una gran cantidad de viajes ociosos y pérdida de ingresos. La situación se ve agravada con una suba de costos de un 7% (cerca de 1.000 pesos por camión diarios). Los números son preocupantes y revelan un sector golpeado, con una considerable baja en la actividad y un aumento de los costos sin freno”.

“El futuro para el transporte no es alentador: las expectativas y los pronósticos de ventas son pesimistas. Además, nos encontramos en una contraestación, por lo cual nuestra actividad baja históricamente en marzo y vamos a transitar todo el invierno con una baja de volumen todavía considerable. Los costos seguirán en aumento y los protocolos seguirán siendo respetados, ya que muchas reglas llegaron para quedarse”.

“Por eso, en estos momentos es importante la interacción con el Gobierno para acompañar y poder ayudar desde nuestro lugar y nuestro conocimiento. De esta manera podemos aconsejar acerca de las medidas y las decisiones correctas para salir adelante de esta crisis. De todos modos, esto requerirá muchos años porque el daño económico que ha generado en toda la industria, va a costar muchos años recuperarlo”.

También podría interesarte: