El sector de cargas en un solo lugar

buses |

¿Puede un bus eléctrico andar en la nieve a 2.000 mts de altura?

Mercedes prueba con éxito el eCitaro G, su bus eléctrico articulado, en operaciones de clientes en la ciudad italiana Tirol del Sur en pleno invierno.

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

El bus eléctrico es la ventana al futuro inmediato para reducir considerablemente las emisiones contaminantes y sonoras que emanan los modelos diésel, principalmente en las grandes y congestionadas ciudades europeas.

Según el acuerdo entre los países de la UE, todos los fabricantes deberán reducir su huella de carbono a cero para antes de 2035, por lo que la electrificación y la pila de combustible (a base de hidrógeno) ya se abren camino al mundo para comprobar que son eficiente en todo sentido.

Pero, ¿Un bus eléctrico puede circular con mucha nieve, temperaturas invernales, y a una altitud de alrededor de 2.000 metros sobre el nivel del mar? Mercedes-Benz está probando a uno de sus flamantes modelos en este periplo con resultados que sorprendieron a los clientes.

La acción comenzó a mediados de enero pasado, con una unidad del bus eléctrico y articulado eCitaro G, que demostró sus habilidades sobresalientes en la operación de servicio regular en Seiser Alm en Tirol del Sur, Italia.

“La primera prueba de un autobús eléctrico de 18 metros a estas altitudes de casi 2.000 msnm es todo un reto en nuestra ciudad. El objetivo es la movilidad con cero emisiones para toda la ciudad de Tirol del Sur”, señala Daniel Alfreider como vicegobernador provincial.

El bus eléctrico a prueba

El bus eléctrico eCitaro G, equipado con baterías de estado sólido y una capacidad de 441 kWh, demostró estabilidad, tracción (6×4) y rendimiento con dos ejes motrices en plena montaña. “Una superexperiencia de conducción” fue el veredicto de Franz Federspieler, chofer desde hace 40 años.

Sin ningún inconveniente en las semanas que el modelo estuvo a prueba, logró unir los trayectos ida y vuelta (unos 220 km) que realiza la compañía responsable con una sola carga pese a tratarse de caminos sinuosos, con pendientes pronunciadas y con temperaturas bajo cero.

Te puede interesar: Dos Mercedes-Benz eCitaro superan los 200.000 km sin fallas

El eCitaro G se utilizó en una ruta operada por la empresa Silbernagl entre las ciudades de Compatsch (1.850 metros sobre el nivel del mar) y Saltria (1.680 metros) en Seiser Alm, la meseta alpina más grande de Europa, ubicada en los Dolomitas del Tirol del Sur, en Italia.

Silbernagel tiene su sede no muy lejos en Kastelruth, Tirol del Sur. La empresa se centra en las innovaciones técnicas y la mejor compatibilidad medioambiental posible al momento de trasladar a los pasajeros.

“Feliz de ver las capacidades de este bus eléctrico, incluso en circunstancias tan inusuales. Estamos seguros de que podremos integrarlos en nuestra flota de buses en los próximos años”, apuntó Carlo Greco, director general de Silbernagel.

La flota de Silbernagl, muy moderna, consta de unos 70 buses de servicio regular que van desde minibuses compactos hasta dos pisos, casi exclusivamente de las marcas Mercedes-Benz y Setra.

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buses |

¿Puede un bus eléctrico andar en la nieve a 2.000 mts de altura?

Mercedes prueba con éxito el eCitaro G, su bus eléctrico articulado, en operaciones de clientes en la ciudad italiana Tirol del Sur en pleno invierno.

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

El bus eléctrico es la ventana al futuro inmediato para reducir considerablemente las emisiones contaminantes y sonoras que emanan los modelos diésel, principalmente en las grandes y congestionadas ciudades europeas.

Según el acuerdo entre los países de la UE, todos los fabricantes deberán reducir su huella de carbono a cero para antes de 2035, por lo que la electrificación y la pila de combustible (a base de hidrógeno) ya se abren camino al mundo para comprobar que son eficiente en todo sentido.

Pero, ¿Un bus eléctrico puede circular con mucha nieve, temperaturas invernales, y a una altitud de alrededor de 2.000 metros sobre el nivel del mar? Mercedes-Benz está probando a uno de sus flamantes modelos en este periplo con resultados que sorprendieron a los clientes.

La acción comenzó a mediados de enero pasado, con una unidad del bus eléctrico y articulado eCitaro G, que demostró sus habilidades sobresalientes en la operación de servicio regular en Seiser Alm en Tirol del Sur, Italia.

“La primera prueba de un autobús eléctrico de 18 metros a estas altitudes de casi 2.000 msnm es todo un reto en nuestra ciudad. El objetivo es la movilidad con cero emisiones para toda la ciudad de Tirol del Sur”, señala Daniel Alfreider como vicegobernador provincial.

El bus eléctrico a prueba

El bus eléctrico eCitaro G, equipado con baterías de estado sólido y una capacidad de 441 kWh, demostró estabilidad, tracción (6×4) y rendimiento con dos ejes motrices en plena montaña. “Una superexperiencia de conducción” fue el veredicto de Franz Federspieler, chofer desde hace 40 años.

Sin ningún inconveniente en las semanas que el modelo estuvo a prueba, logró unir los trayectos ida y vuelta (unos 220 km) que realiza la compañía responsable con una sola carga pese a tratarse de caminos sinuosos, con pendientes pronunciadas y con temperaturas bajo cero.

Te puede interesar: Dos Mercedes-Benz eCitaro superan los 200.000 km sin fallas

El eCitaro G se utilizó en una ruta operada por la empresa Silbernagl entre las ciudades de Compatsch (1.850 metros sobre el nivel del mar) y Saltria (1.680 metros) en Seiser Alm, la meseta alpina más grande de Europa, ubicada en los Dolomitas del Tirol del Sur, en Italia.

Silbernagel tiene su sede no muy lejos en Kastelruth, Tirol del Sur. La empresa se centra en las innovaciones técnicas y la mejor compatibilidad medioambiental posible al momento de trasladar a los pasajeros.

“Feliz de ver las capacidades de este bus eléctrico, incluso en circunstancias tan inusuales. Estamos seguros de que podremos integrarlos en nuestra flota de buses en los próximos años”, apuntó Carlo Greco, director general de Silbernagel.

La flota de Silbernagl, muy moderna, consta de unos 70 buses de servicio regular que van desde minibuses compactos hasta dos pisos, casi exclusivamente de las marcas Mercedes-Benz y Setra.

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

mercedes-benz-bus-electrico-ecitaro-g

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas