pickups |

Encuentran una pick up Ford sin rodar que estuvo escondida durante 40 años

Se trata de una pick up Ford F-250 de 1980 con solo 120 kilómetros. Esta joya recibió apenas un lavado de cara para ser subastada.

Cuando una pick up Ford V8 llega a nuestros oídos tenemos que investigar de que se trata. Puede ser una versión reciente de algunos de las gamas de la Serie F, una edición limitada para los mercados norteamericanos, alguna preparación extrema de un personalizador o bien un modelo clásico.

En esta oportunidad, y para nuestra suerte (sí, somos fanáticos de lo clásico), una unidad impoluta fue subastada en los Estados Unidos. No se trata de versión convencional sino de una muy especial y que cautivó a los usuarios por su potencia, capacidad de tracción, empuje y su robustez innata.

pick-up-ford-f-250-v8-custom-sin-rodar

Fabricada en 1980, la pick up Ford F-250 V8 fue un ícono de durabilidad dentro de la Serie F de la marca con base en Detroit. Pero lo curioso de esta unidad en particular es que pasó las últimas cuatro décadas guardada en un garaje sin que nadie la manejara.

Pick up Ford F-250 V8, la camioneta que todos quisiéramos tener

Somos argentinos y nos encantan las camionetas retro, y esta pick up Ford Ford F-250 4×4 tiene todo lo que de chicos sonábamos tener. Sobre todo bajo el capot, ya que equipada un motor V8 5.8 naftero aspirado que desarrollaba alrededor de 140 caballos de potencia y 355 Nm de torque.

pick-up-ford-f-250-v8-custom-sin-rodar

revista tm digital

Si bien dentro de las combinaciones que se ofrecían en la época estaba la posibilidad de elegir una transmisión manual, en este caso la caja es automática de tres velocidades con comando al volante, mientras que otra “al piso” se encarga de la doble tracción, la cual se desbloqueaba primero desde los cubos de rueda en el eje delantero.

Te puede interesar
La pick up más vendida del mundo alcanzó otro récord

Esta icónica pick up Ford F-250 de 1980 estaba diseñada principalmente para tareas de campo y por eso carecía de elementos de confort y seguridad. Sin embargo, esta versión especial con la insignia “Custom” ofrecía algunas características esenciales para los trabajadores, como un tanque de combustible auxiliar, caja de herramientas y un portón de caja extraíble, además de su llamativo color azul Midnight Blue Metallic.

Puertas adentro el interior de esta pick up Ford la originalidad logró ser conservada al 100%, desde los exclusivos tapizados, paneles y plancha en color azul hasta las texturas de los mismos y el volante de dos rayos. Como diferencial, el instrumental está equipado con seis marcadores de aguja: velocímetro (que acusa solo 77 millas, unos 124 km), tacómetro, nivel de combustible, presión de aceite, temperatura del agua y voltaje de la batería, además del indicador de marcha engranada.

Te puede interesar
La pick up más vendida del mundo alcanzó otro récord

pick-up-ford-f-250-v8-custom-sin-rodar

Esta pick up Ford F-250 V8 de 1980 es sin dudas una verdadera pieza de historia, no solo para la marca del óvalo, sino también para los fanáticos de las camionetas clásicas, esas que aún son populares en países como Estados Unidos, donde siempre dominaron el mercado. Y es por eso que fue subastada y comprada por 97.000 dólares, mucho más que una unidad similar pero 0km.

La historia de la Ford Serie F en Argentina

La Serie F de Ford tuvo sus primeros pasos en Argentina a fines de la década de 1950, cuando salieron las primeras unidades de la vieja planta de La Boca. A la clásica y más conocida F-100 luego se sumarían más alternativas como las F-150 y F-250.

La pick up se ganó un lugar especial en el corazón de los usuarios del campo, un ámbito que la Ford dominó durante varios años. Su reputación se afianzó en base a su robustez, confiabilidad mecánica y la capacidad para enfrentar terrenos difíciles, incluso sin doble tracción, sistema que la Serie F incorporó en nuestro mercado recién en la década del 80.

Te puede interesar
La pick up más vendida del mundo alcanzó otro récord

pick-up-ford-f-250-v8-custom-sin-rodar

A lo largo de más de 40 años de producción ininterrumpida en Argentina, la pick up de Ford evolucionó y dejó una marca indeleble en los fanáticos de las camionetas. A mediados de los años 90, su producción se trasladó a Brasil, marcando el fin de una era para la querida F-100 nacional.