novedades |

Hace 125 años, Mercedes-Benz revolucionaba el transporte con este inédito camión

El Cardan-Truck fue el primer camión en reemplazar el modo de enviar tracción a las ruedas. Desarrollado por Daimler, es un sistema que se utiliza hoy en día.

primer-camion-con-traccion-a-cardan

El primer camión fue presentado en 1896 por Daimler-Motoren-Gesellschaft, Cannstatt (así se denominaba a Daimler Trucks en aquel entonces) con el claro objetivo de dejar de depender de la “tracción a sangre” y desarrollar un vehículo que tuviera mayor capacidad de carga y velocidad.

Luego de demostrar las virtudes de este modelo, apenas tres años más tarde, en 1899, aparecía este innovador camión que hoy forma parte forma parte de la colección Mercedes-Benz Trucks Classic, no solo por el estado y los años que lleva a cuestas sino por ser el primero en contar con tracción mediante un cardán.

Cardan-Truck, el camión de Mercedes-Benz que marcó un antes y un después

El camión, que en aquel momento todavía funcionaba con gasolina casera hecha en una farmacia, era extremadamente raro verlo en las carreteras de aquella época. Los carruajes tirados por caballos eran utilizándose para el transporte de personas y mercancías, especialmente en las ciudades, mientras que para las largas distancias se realizaba por ferrocarril o por barco.

Te puede interesar
Adelantado a sus tiempos: Labatt Streamliner, el camión que logró ser el mejor de su época

primer-camion-con-traccion-a-cardan

revista tm digital

Según la entrada en el «Libro de comisiones» del 11 de marzo de 1899, el camión Daimler con cardán del año 1899 fue entregado a la «Oficina Municipal de Agua de Stuttgart», en Alemania, donde sirvió fielmente entre 1899 y 1923.

En la imagen en blanco y negro, tomada en el paso subterráneo cerca de la estación de Cannstatt, nos retrotrae a esa época: delante, en un banco completa a lo largo, abierto y con un volante rectos, está sentado el chófer; detrás, un trabajador de pie en la caja junto a un dispositivo para cortar tubos y roscas, herramientas esenciales para tender tuberías de agua.

Te puede interesar
Colectivos y filetes, una pasión bien Argentina

primer-camion-con-traccion-a-cardan

Visualmente, el Cardan-Truck de Daimler (así se lo denominó) se asemeja a un carruaje tirado por caballos sin mástil, ya que conserva una estructura similar sobre ruedas pero con un motor a combustión y una tecnología que en la actualidad sigue siendo relevante en todo camión.

A diferencia del primer y segundo camión motorizado, el accionamiento por cardán ya no estaba instalado en la parte trasera ni en el bastidor del vehículo debajo de la cabina, ya que esto resultaba poco práctico al cargar la caja de carga.

Te puede interesar
Ni limusina, ni auto de colección: así llegó la novia a su boda

primer-camion-con-traccion-a-cardan

En su lugar se colocó en la parte delantera del camión, sobre el eje delantero. El camión ahora se dirigía mediante un mecanismo de dirección en lugar de cadenas, al mismo tiempo que la transmisión de potencia mediante piñones en la rueda anticipó el moderno eje reductor planetario.

Otras de las características avanzadas de este modelo incluían una refrigeración del motor mediante un radiador tubular y frenos que actúan sobre ambas ruedas traseras, así como sobre la caja reductora. Tener frenos únicamente en el eje trasero siguió siendo algo habitual durante muchos años.

Te puede interesar
Del siglo pasado: así se repartía el correo antes que existiera el e-mail

primer-camion-con-traccion-a-cardan

Según cuenta la historia, en el folleto de ventas de la época, el camión Daimler con cardán del año 1899 se ofrecía con «motor de 2 o 4 cilindros» y ahora también con «encendido eléctrico». El convencional «encendido por tubo caliente», que se encendía con virutas de madera, a menudo tenía el efecto secundario de ennegrecer la cara del conductor, oscureciendo así la visibilidad.

La potencia de estos vehículos comerciales y de reparto oscilaba entre 4, 6, 8, 10 y 12 caballos de fuerza. Las capacidades de carga útil fueron de 1.550, 2.500, 3.750 y 5.000 kilogramos, respectivamente. «Las ruedas están equipadas con neumáticos de hierro», decía la descripción. Una verdadera tortura para los ocupantes ya que adoquín era el firme de ese entonces.

Te puede interesar
Restauración y algo más: así quedó la pick up de Jeep más emblemática de los ‘80

Después de 24 años, Stuttgart Water Works reemplazó el camión por un modelo más moderno y lo devolvió a Daimler-Motoren-Gesellschaft en 1923, donde pasó a formar parte de la colección del museo actual de Daimler Trucks.