novedades |

Ni limusina, ni auto de colección: así llegó la novia a su boda

Hija, nieta y futura mujer de un camionero, la novia decidió honrar a su familia con este gesto sin igual al subirse al Scania más querido de todos los tiempos.

novia-se-casa-con-un-scania

Dicen que la novia siempre tiene máxima elección el día de su boda, pero no puede no ir de blanco. Esta es, quizás, la única obligación que puede tener una mujer al casarse por iglesia. El resto, es de libre albedrío, desde el salón, los invitados, la comida, las canciones, los shows o banda a elección e, Incluso, el móvil con el que llega a dar los votos.

Siempre dependiendo de la billetera, se puede elegir un poco o todo lo antes mencionado, pero lo cierto es que cuando se trata de gustos y tradiciones familiares, poco hay para negociar. Y este es el caso de Andressa Mayara Vidal Cossari, una brasileña que desde siempre supo con qué vehículo llegaría a su boda.

Te puede interesar
Guardada en un galpón: la historia de la primera Toyota Hilux que llegó al país

La novia, la boda y el Scania de papá

La novia, hija y nieta de camioneros, cambió el tradicional vehículo familiar, algún clásico o bien alguna llamativa limusina por un modelo sin igual. Y decimos esto no por el tamaño sino porque el Scania T113H es uno de los camiones más queridos por los transportistas en esta parte sur del continente.

“Cuando decidí casarme, no lo pensé dos veces: quería mostrar mis raíces. Es una forma de agradecimiento a mi familia por todo lo que hizo por mí”, explicó Andressa. “Cuando le dije a mi papá que quería llegar a la iglesia con su camión, no me creyó, pensó que era una broma”, recordó.

Te puede interesar
K100, el famoso camión de Kenworth que supo conquistar a los choferes norteamericanos

La idea de la novia sorprendió gratamente a su papá, quien suele ser el encargado de llevarla a su boda en esa fecha tan especial. Y en este caso, le tocó a un chofer de verdad a bordo de su 113H “trompudo” 4×2 con cabina dormitorio de los primeros, con el motor 10,7 litros y 320 CV.

Sueño hecho realidad: restauraron por completo un clásico de Scania

“Esto es de familia. Mi papá me enseñó a mí y así empecé a manejar. Después se de casarme compré mi primer camión y poco tiempo después se sumó mi hermano, que también pudo comprarse el suyo. Mi hija siempre estuvo con nosotros, y me alegra saber que, sin lujos, eligió subirse al Scania en este hermoso momento”, señaló Sandro Cossari, papá de la novia.

Uno de los mayores desafíos de la boda fue subir y bajar a la novia del camión sin arruinar su vestido. “Es alto, así que tuve que ayudarla a levantarse lentamente. Cuando llegó el momento de bajar, la tomé en mis brazos y luego entramos a la iglesia. Fue un momento de felicidad”, dijo Sandro entre lágrimas.

Te puede interesar
Arrancaron un motor V12 diésel de dos tiempos luego de 50 años y este fue el resultado

La boda se celebró en octubre de 2019, en Aquidauana, Mato Grosso do Sul, Brasil. Andressa se casó con Thiago Sumaia, con quien estuvo en pareja durante 10 años, y quien también es camionero. Lógicamente, no sabía de esta sorpresa que su futura mujer tenía guardada. Actualmente cuanta con el Iveco con el que aparece en las fotos.

novia-se-casa-con-un-scania-1-jpg

revista tm digital

novia-se-casa-con-un-scania-1-jpg

novia-se-casa-con-un-scania-1-jpg

Fuente: blogdocaminhoneiro