novedades |

El camión-pick up: transforman por completo un modelo clásico y lo venden a una fortuna

Sobre la base de un Peterbilt 389, este camión-pick up fue creado para cumplir un objetivo: transportar a la familia y a un pequeño remolque en momentos de ocio.

camion-pick-up-peterbilt-389

El camión-pick up es una transformación que pocas veces se suele encontrar en el mundo del transporte, tanto que la única más reconocida tiene a Volvo como protagonista con su VHD Pick Up Truck, un modelo por demás especial que se desarrolló exclusivamente por ingenieros en tiempos de aburrimiento en la oficina.

Pero hoy te mostramos un camión-pick up totalmente diferente y que fue creado con otro objetivo, que se acerca más a lo que puede ofrecer una camioneta que un propio vehículo pesado.

Peterbilt 389 Bolt Ultra, el camión-pick up que roba miradas

El Peterbitl 389 es un conocido camión norteamericano que llegó al mercado hace ya 17 años con el objetivo de mantener viva la esencia de los modelos clásico con trompa. Desde su desembarco, fue y es objeto de deseo de toda empresa de transporte en esta parte del Continente, y prueba de ellos son algunas de las modificaciones y personalizaciones que se pueden encontrar.

Te puede interesar
Subastan esta increíble pick up con 6 puertas, capacidad para 8 personas y tracción total

camion-pick-up-peterbilt-389

revista tm digital

Sin embargo, esta unidad que te mostramos dista mucho de ser convencional, incluso no conocemos otro modelos de la compañía con base en Texas que se asemeje al Peterbilt 389 Bolt Ultra, el camión-pick up que nació bajo la pluma de la empresa Bolt Custons, forjadora en vehículos especiales y recreativos.

Se trata de un modelo 2017 que si bien se mantiene con la trompa y gran parte de la cabina original, lo cierto es que recibió, de la mitad para atrás, una nueva concepción en lo que a diseño se refiere, pasando de un simple 389 a un camión-pick up.

Ahora bien, ¿Por qué decimos que es un camión-pick up si no tiene una caja de carga? Porque fue desarrollado con la premisa de ser una camioneta para uso familiar, donde se tiene una cabina doble (con dos puertas traseras extras) con un más amplio espacio para siete ocupantes.

camion-pick-up-peterbilt-389

Allí, además de las dos butacas delanteras, hay dos traseras individuales y más atrás un butacón con espacio para tres más que se reclina y se convierte en una cama de buen tamaño.

Te puede interesar
Sleipnir, el único camión gigante de 8 ruedas que te lleva de excursión al polo norte

El interior de esta cabina XXL también se vio modificado significativamente. En el techo hay espacio de almacenamiento de sobra, un gran televisor satelital que incluso funciona cuando el camión-pick up está en marcha, y en los dos asientos delanteros un sistema de masajes y calefacción para conductor y acompañante.

A diferencia un camión convencional, este Peterbilt 389 Bolt Ultra fue preparado para transportar cargas livianas, como trailers con caballos o automóviles en remolques más pequeños o bien un motorhome, y se lo considera un modelo muy extraño, incluso en el tan versátil mercado estadounidense.

camion-pick-up-peterbilt-389

Por fuera también luce genial con un carenado completo que oculta los tanques y espacio de almacenamiento en las partes bajas y una esmerada terminación de todo el chasis posterior, totalmente carenado en la parte superior y con un paragolpes que continúa la línea.

Te puede interesar
Modificaron una famosa mini pick up japonesa: al piso y con exceso de fibra de carbono

Allí se disponen dos sistemas de enganche, uno en el chasis que reemplaza a la quinta rueda y otro en la parte trasera para remolques convencionales. Justo detrás del habitáculo, dos grandes tubos de escape verticales se asoman junto a dos grandes bauleras para elevar la capacidad de almacenamiento.

camion-pick-up-peterbilt-389

Lo único que perdió este simpático camión-pick up es el tercer eje, por lo que pasó de un 6×2 a un 4×2. Según la publicación en Marketplace, y pese a ser modelo 2017, tiene alrededor de 32.000 millas (52.000 km), y el precio que pide el concesionario especial ubicado en Kentucky es de 349.000 dólares, es decir, tres veces más de lo que vale una unidad nueva 0 km.