novedades |

Western Star Low Jinker, el camión más bajo del mundo con espacio para una sola persona

Este invento se dio a conocer hace poco más de 40 años en Alemania. Hoy, una empresa neozelandesa continúa operando lo que se conoce como el camión más bajo del mundo.

camion-mas-bajo-del-mundo

El camión más bajo del mundo, o también conocido como “ultrabajo” es sin dudas una obra de arte. No se trata de un invento reciente, sino de una configuración que comenzó a utilizarse a principios de la década de los ’80 siendo una creación de origen alemán.

Este modelo, o deberíamos llamarlo “modulo”, tan especial fue bautizado como Supercargo 2040 y adelantaba algo que ocurriría casi cuatro décadas después con la llegada de los chasis autónomos 100% eléctricos que ya operan en algunos puertos europeos para movilizar los contenedores de carga.

El objetivo de este diseño se centró en desarrollar un vehículo lo más compacto posible y que se ubicara por debajo del remolque para facilitar las maniobras y tener una distancia total del conjunto reducida. A contramano se perdía por completo la cabina y el conductor iba sentado a muy poco centímetros del piso.

Fue así que nació el camión más bajo del mundo, un concepto que en principio no mantuvo el éxito esperado porque ningún chofer se animaba a viajar en una cabina súper compacta y mucho menos ubicarse debajo de la carga, que podía ser de hasta 20 toneladas.

Te puede interesar
Así era «Dragón», el camión que más litros de combustible consumía en la historia

camion-mas-bajo-del-mundo

revista tm digital

Actualmente, el camión más bajo del mundo continúa operando en la empresa Rowe Motors, de Nueva Zelanda, pero en un formato diferente ya que hay un pequeño espacio para una sola persona, muy diminuto, y con los comandos necesarios para operarlo.

Así es el camión más bajo del mundo que arrastra 40 toneladas

La empresa de transporte de origen neozelandés es la única, al menos lo dio a conocer públicamente, que mantiene en su flota al vehículo que es considerado el camión más bajo del mundo en operación. Y no se trata de una cabina ultrabaja, sino de uno que, prácticamente, no tiene cabina.

Como recordábamos anteriormente, desde Rowe Motors decidieron apostar a un diseño de camión inusual en su flota de vehículos pesados. La empresa, que se especializa en servicios de rescate, remolque y transporte de cargas de gran tamaño, fue la creadora del camión más bajo del mundo en funcionamiento.

Te puede interesar
Original y con asientos en la caja: así era la pick up japonesa que revolucionó el mercado

camion-mas-bajo-del-mundo

Sobre la base de un Western Star en configuración 4864 F con tres ejes, este camión más bajo del mundo no cumple la función de uno como tal, es decir, no se utiliza para viajes de media o larga distancia sino que fue desarrollado para mover los semis y contenedores dentro de los depósitos o bien como auxilio cuando un camión se queda varado cerca de las oficinas.

Pero también sirve para una de las operaciones no tan frecuentes de la empresa donde se transportan cargas de extenso tamaño como pales eólicas que necesitan de un completo para su movilidad. Allí, el camión más bajo del mundo hace de soporte de carga con función direccional y con su quinta rueda se encarga de soportar y empujar el conjunto.

En Europa, por ejemplo, se utilizan habitualmente estos remolques pero sin conductor, que durante la mayor parte del viaje siguen automáticamente la trayectoria del vehículo que les precede, mucho más avanzado que el Western Star “Low Jinker” que ocupa esta nota.

Te puede interesar
Diamond T 730C, el camión artesanal de dos motores inspirado en un personaje de Disney

camion-mas-bajo-del-mundo

En este caso, al ser “tripulado”, el chofer debe seguir el recorrido del camión que va delante, siendo responsable del cuidado y manejo de la carga en curvas y esquinas.

camion-mas-bajo-del-mundo

Al ser un vehículo que se lo suele ver en algunos eventos o exposiciones en su país natal, es poca la información que existe. Según una patente encontrada por un usuario  neozelandés mantiene un motor diésel de 8 litros de procedencia desconocida, siendo lógico ya que los grandes bloques de Western Star no cabrían en el capot de este modelo.

También encontramos que tiene una tara de 7.810 kg, una distancia entre ejes de 4,020 metros, un peso bruto máximo de 24.000 kg y una capacidad legal de 36 toneladas de arrastre, si bien se puede estirar hasta las 40 toneladas.