El sector de cargas en un solo lugar

buses |

Volkswagen Camiones y Buses mostró su chasis a biodiesel

Una importante experiencia en biodiesel se está dando en Santa Fe, donde existe una resolución gubernamental que impone este tipo de combustible para el transporte público.

Estuvimos en el concesionario Buswagen donde Volkswagen Camiones y Buses realizó la presentación de una unidad íntegramente movida por biodiesel. Se trata de un chasis Volkswagen 17.280 con motor MAN trasero y suspensión neumática que, al igual que otras similares, integra el lotes de unidades que están siendo sometidas a pruebas de desarrollo.

El biodiesel es un producto que se obtiene a partir de una materia vegetal (en este caso el aceite de soja) y que se transforma a través de una sencilla fórmula química en un combustible muy similar al diesel de origen mineral proveniente del petróleo. Más allá de su rendimiento, con un poder calorífico algo menor que el diesel, el biodiesel produce un beneficio ambiental pues produce una huella de carbono mucho menor, y por lo tanto es menos contaminante.

“Hasta el momento, se lo utilizaba solo como un complemento (en el diesel normal hay un 10% de biodiesel, reglamentado por la Secretaría de Energía), pero a partir de ahora existen varias provincias argentinas donde se lo utiliza al 100% en vehículos de transporte urbano”, explica Paolo Romorini, Asesor técnico de Shell Lubricantes.

La provincia que está más adelantada en la materia es Santa Fe, donde existe una resolución gubernamental que impone este tipo de combustible para el transporte público. Allí, hace ya un tiempo que se están desarrollando ensayos para comprobar cómo se comportan las unidades, los motores y el efecto que el nuevo combustible produce en el lubricante.

“En los últimos meses, ya circulan vehículos de Volkswagen que funcionan 100% con Biodiesel. Si bien su utilización no es masiva, en dos de las principales empresas urbanas de Rosario, una pública (Movi) y otra privada (Rosario Bus) se están realizando ensayos de funcionamiento y vida útil. Las pruebas incluyen evaluaciones de motores y lubricantes, con ensayos ya efectuados de entre 10.000 y 12.000 kilómetros, y siempre con resultados satisfactorios”, refleja Diego Lauro, responsable de Buswagen.

Por su naturaleza química, el biodiesel tiene una tendencia de migrar en parte hacia el aceite del carter y esto influye en la performance del lubricante a lo largo de su vida útil, con efectos de oxidación y degradación que afectan su viscosidad y la consiguiente película de protección. Los ensayos que se realizan en todas las pruebas, son para determinar el rendimiento del lubricante con el correr del tiempo. Lo más seguro, de acuerdo a los primeros resultados obtenidos, es saber que los aceites sintéticos son los que mejor se adaptan y que son compatibles con el biodiesel. En el caso de Volkswagen, la empresa recomienda para sus motores MAN, el aceite Rimula R6 MS 10W-40, que es 100% sintético, una solución ideal para proteger los impulsores movidos por biodiesel.

“Vale aclarar que Shell no comercializa biodiesel. Las compañías de transporte urbano obtienen el combustible de empresas productoras biodiesel; por lo general, oriundas de provincias donde se produce agrícolamente soja, tal el caso de Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, y también Buenos Aires”, agregaron desde Shell Lubricantes.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte:

buses |

Volkswagen Camiones y Buses mostró su chasis a biodiesel

Una importante experiencia en biodiesel se está dando en Santa Fe, donde existe una resolución gubernamental que impone este tipo de combustible para el transporte público.

Estuvimos en el concesionario Buswagen donde Volkswagen Camiones y Buses realizó la presentación de una unidad íntegramente movida por biodiesel. Se trata de un chasis Volkswagen 17.280 con motor MAN trasero y suspensión neumática que, al igual que otras similares, integra el lotes de unidades que están siendo sometidas a pruebas de desarrollo.

El biodiesel es un producto que se obtiene a partir de una materia vegetal (en este caso el aceite de soja) y que se transforma a través de una sencilla fórmula química en un combustible muy similar al diesel de origen mineral proveniente del petróleo. Más allá de su rendimiento, con un poder calorífico algo menor que el diesel, el biodiesel produce un beneficio ambiental pues produce una huella de carbono mucho menor, y por lo tanto es menos contaminante.

“Hasta el momento, se lo utilizaba solo como un complemento (en el diesel normal hay un 10% de biodiesel, reglamentado por la Secretaría de Energía), pero a partir de ahora existen varias provincias argentinas donde se lo utiliza al 100% en vehículos de transporte urbano”, explica Paolo Romorini, Asesor técnico de Shell Lubricantes.

La provincia que está más adelantada en la materia es Santa Fe, donde existe una resolución gubernamental que impone este tipo de combustible para el transporte público. Allí, hace ya un tiempo que se están desarrollando ensayos para comprobar cómo se comportan las unidades, los motores y el efecto que el nuevo combustible produce en el lubricante.

“En los últimos meses, ya circulan vehículos de Volkswagen que funcionan 100% con Biodiesel. Si bien su utilización no es masiva, en dos de las principales empresas urbanas de Rosario, una pública (Movi) y otra privada (Rosario Bus) se están realizando ensayos de funcionamiento y vida útil. Las pruebas incluyen evaluaciones de motores y lubricantes, con ensayos ya efectuados de entre 10.000 y 12.000 kilómetros, y siempre con resultados satisfactorios”, refleja Diego Lauro, responsable de Buswagen.

Por su naturaleza química, el biodiesel tiene una tendencia de migrar en parte hacia el aceite del carter y esto influye en la performance del lubricante a lo largo de su vida útil, con efectos de oxidación y degradación que afectan su viscosidad y la consiguiente película de protección. Los ensayos que se realizan en todas las pruebas, son para determinar el rendimiento del lubricante con el correr del tiempo. Lo más seguro, de acuerdo a los primeros resultados obtenidos, es saber que los aceites sintéticos son los que mejor se adaptan y que son compatibles con el biodiesel. En el caso de Volkswagen, la empresa recomienda para sus motores MAN, el aceite Rimula R6 MS 10W-40, que es 100% sintético, una solución ideal para proteger los impulsores movidos por biodiesel.

“Vale aclarar que Shell no comercializa biodiesel. Las compañías de transporte urbano obtienen el combustible de empresas productoras biodiesel; por lo general, oriundas de provincias donde se produce agrícolamente soja, tal el caso de Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, y también Buenos Aires”, agregaron desde Shell Lubricantes.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte:

Ir a la barra de herramientas