El sector de cargas en un solo lugar

buses |

A 125 años del primer bus de Mercedes-Benz

Desde su invención en 1895 hasta los actuales buses eléctricos, Mercedes-Benz asumió el liderazgo en innovación y seguridad en toda su línea de vehículos.

Daimler es pionero mundial en la producción de automóviles y es uno de los mayores fabricantes de vehículos comerciales del mundo. Desde sus inicios, la compañía está comprometida con la excelencia y trabaja en soluciones de movilidad más seguras, inteligentes y limpias. Desde el primer bus a combustión hasta la llegada del bus de serie 100% eléctrico ya lanzado en Europa, la marca sigue innovando y su foco es lograr una movilidad con cero emisiones.

La historia comenzó en 1895 con el primer bus del mundo con motor creado por Carl Benz. El mismo unió
la ciudad de Siegen con las localidades de Netphen y Deuz, cubriendo una distancia de unos 15 kilómetros.
Con un motor de gasolina de un cilindro y 5 CV, el bus cubrió el trayecto en una hora y 20 minutos. Después de la fusión, en 1926, de Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG) con la empresa Benz & Cie y la creación de Daimler-Benz AG, comenzó la fabricación conjunta de buses. Además, como fruto de esa unión, nació el famoso símbolo consolidado que quedaría en la historia: Benz aportó la corona de laurel y DMG la estrella de tres puntas.

En los años 30, los nuevos caminos impulsaron la fabricación de buses rápidos y aerodinámicos para
conexiones de larga distancia; y en las metrópolis aparecieron los vehículos de doble piso. En 1951, Mercedes-Benz incorporó un concepto técnico aún válido actualmente: motor trasero y carrocería con volante delante. Con este paso, los buses pasaron a tener chasis independiente de los camiones. A partir del siglo XXI, se incorporaron en Europa diferentes sistemas de seguridad como los frenos de disco en todas las ruedas, el sistema electrónico de frenos (EBS), el regulador de distancia Tempomat (ART), el asistente de carril (SPA), el limitador de freno (DBL), el programa electrónico de estabilidad (ESP®) y el sistema de seguridad pasiva Front Collision Guard. Además, un gran número de medidas reducían el consumo de combustible y, con él, las emisiones.

Mercedes-Benz siguió impulsando su liderazgo tecnológico en todos los segmentos. En 2016, Mercedes-
Benz Future Bus fue el primer bus urbano del mundo con capacidad de conducción 100% autónoma, es
decir, sin conductor. En 2018, se presentó en Europa el Mercedes-Benz eCitaro, de propulsión eléctrica y
sin emisiones locales. El resultado es un consumo energético mínimo y una autonomía máxima.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte:

buses |

A 125 años del primer bus de Mercedes-Benz

Desde su invención en 1895 hasta los actuales buses eléctricos, Mercedes-Benz asumió el liderazgo en innovación y seguridad en toda su línea de vehículos.

Daimler es pionero mundial en la producción de automóviles y es uno de los mayores fabricantes de vehículos comerciales del mundo. Desde sus inicios, la compañía está comprometida con la excelencia y trabaja en soluciones de movilidad más seguras, inteligentes y limpias. Desde el primer bus a combustión hasta la llegada del bus de serie 100% eléctrico ya lanzado en Europa, la marca sigue innovando y su foco es lograr una movilidad con cero emisiones.

La historia comenzó en 1895 con el primer bus del mundo con motor creado por Carl Benz. El mismo unió
la ciudad de Siegen con las localidades de Netphen y Deuz, cubriendo una distancia de unos 15 kilómetros.
Con un motor de gasolina de un cilindro y 5 CV, el bus cubrió el trayecto en una hora y 20 minutos. Después de la fusión, en 1926, de Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG) con la empresa Benz & Cie y la creación de Daimler-Benz AG, comenzó la fabricación conjunta de buses. Además, como fruto de esa unión, nació el famoso símbolo consolidado que quedaría en la historia: Benz aportó la corona de laurel y DMG la estrella de tres puntas.

En los años 30, los nuevos caminos impulsaron la fabricación de buses rápidos y aerodinámicos para
conexiones de larga distancia; y en las metrópolis aparecieron los vehículos de doble piso. En 1951, Mercedes-Benz incorporó un concepto técnico aún válido actualmente: motor trasero y carrocería con volante delante. Con este paso, los buses pasaron a tener chasis independiente de los camiones. A partir del siglo XXI, se incorporaron en Europa diferentes sistemas de seguridad como los frenos de disco en todas las ruedas, el sistema electrónico de frenos (EBS), el regulador de distancia Tempomat (ART), el asistente de carril (SPA), el limitador de freno (DBL), el programa electrónico de estabilidad (ESP®) y el sistema de seguridad pasiva Front Collision Guard. Además, un gran número de medidas reducían el consumo de combustible y, con él, las emisiones.

Mercedes-Benz siguió impulsando su liderazgo tecnológico en todos los segmentos. En 2016, Mercedes-
Benz Future Bus fue el primer bus urbano del mundo con capacidad de conducción 100% autónoma, es
decir, sin conductor. En 2018, se presentó en Europa el Mercedes-Benz eCitaro, de propulsión eléctrica y
sin emisiones locales. El resultado es un consumo energético mínimo y una autonomía máxima.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte:

Ir a la barra de herramientas