novedades |

El vehículo más pesado del mundo: equivale a 1.000 pick ups juntas y tiene 18 motores

Esta moles desarrollada por la NASA para transportar cohetes se convirtió en el vehículo más pesado del mundo según el libro de Récords Guinness.

vehiculo-mas-pesado-del-mundo-nasa

El vehículo más pesado del mundo con capacidad de autopropulsión es uno que lo conocemos desde hace mediados del siglo pasado, ya que fue partícipe de los primeros lanzamiento que intentaron llegar a la luna al trasladar el cohete hasta el área de despeje.

Esta enorme máquina es parte de una familia que la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio) solía llamar Missile Crawler Transporter Facilities, la cual surgió en la década de 1960, cuando nacieron todas las demás maravillas del programa de exploración espacial estadounidense, nueve años antes de que el hombre pisara la luna.

A lo largo de los años, la agencia espacial norteamericana utilizó estos denominados rastreadores para transportar cohetes a la plataforma de lanzamiento del programa Apollo y los transbordadores espaciales que le siguieron. Hoy tienen la tarea de mover los enormes cohetes del sistema de lanzamiento espacial del programa Artemis para lanzarlos.

vehiculo-mas-pesado-del-mundo-nasa

revista tm digital

Cómo es el Crawler Transporter 2, el vehículo más pesado del mundo construido por la NASA

El Crawler Transporter 2, la versión actual de esta enorme máquina que tiene más años que los primeros hombres en alunizar, se presenta como una serie de orugas independientes que se desplazan debajo de una plataforma más grande que un campo de béisbol.

Te puede interesar
Phoenix, el camión todoterreno que tiene 10 ejes de tracción y anda en “modo cangrejo”

Las vías están propulsadas por dos motores Cummins de 2.220 caballos de fuerza, pero también por enormes generadores de energía eléctrica para alimentar nada menos que 16 motores de tracción, cada uno de ellos capaz de desarrollar 375 caballos de fuerza y que se ubican en los cuatro ejes con oruga. De esta manera, y si se totaliza toda la potencia que no es conjunta, hablamos nada menos que de 10.400 caballos.

Cada una de las vías se amura con una plataforma superior dividida en cuatro puntos, dispuestos en un cuadrado de 90 pies (27 metros). En total, la estructura mide 131 pies de largo y 114 pies de ancho (40 metros de largo y 35 metros), y utiliza un sistema hidráulico que le permite tener una altura variable de entre 20 y 26 pies (6 a 8 metros) para poder cargar con los cohetes y naves espaciales.

Te puede interesar
Liebherr presenta la grúa de 6 ejes más potente del mundo capaz de cargar 400.000 kilos

vehiculo-mas-pesado-del-mundo-nasa

Sin dudas todos los números mencionados resultan impresionantes, pero el rastreador Crawler Transporter 2 tiene un gran diferencial: el peso. Con 6,65 millones de libras, más de tres millones de kg o 3.016 toneladas, se convierte en el vehículo más pesado del mundo, alcanzando el peso de 1.000 pick ups juntas.

Pero no sólo resulta una verdadera mole, sino que el título de vehículo más pesado del mundo se lo dio nada menos que el Guinness World Records que recibió la máquina el pasado año para constatar de que el peso informado por la NASA sea real. Y vaya que lo fue.

Te puede interesar
Transportaron la carga más pesada del mundo con 18 tractores y batieron tres récords

El peso innato del rastreador, combinado con el peso de los cohetes que se suponen que debe transportar hasta la plataforma de lanzamiento, lo convierte en el vehículo más pesado del mundo pero también en una máquina de movimiento muy lento.

vehiculo-mas-pesado-del-mundo-nasa

En su velocidad más rápida, el transportador puede cubrir la distancia de 4,2 millas (6,7 km) que separa el edificio de ensamblaje de cohetes y naves espaciales de la plataforma de lanzamiento en aproximadamente 8 horas, si bien el viaje puede durar hasta 12 horas dependiendo de las condiciones climáticas. Esto es porque la velocidad media del Crawler Transporter 2 rara vez supera los 0,3 kilómetros por hora.

Según informaron desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, EE.UU, donde se aloja, volveremos a ver el transportador en acción en breve, cuando traslade la misión tripulada SLS y Orion de Artemis II, que volverá a llevar al hombre a la luna, a su punto de partida designado.