novedades |

Tecnología de Consumo Inteligente para los Volvo línea F

El Volvo Iron Knight, consagrado por batir records en velocidad, es un desarrollo para demostrar cómo la tecnología y “know how” de diseño de Volvo están orientados en desarrollar vehículos capaces de lograr la más alta performance.

Volvo Trucks presenta una nueva Tecnología de Consumo Inteligente. Las innovaciones de Volvo en el tren motriz de la línea F demuestran un gran potencial de ahorro en diferentes topografías y con diferentes tipos de carga. La marca sueca, líder en transporte pesado de máximo rendimiento, innova permanentemente en seguridad, eficiencia operacional y confort de manejo. Por eso aprovechó la llegada a la Argentina del camión más rápido del mundo para presentar novedades en la línea F, enfocadas en seguir mejorando el costo operativo de sus camiones.

El flamante Volvo Iron Knight, consagrado por batir dos records en velocidad, es un desarrollo de la marca para demostrar cómo la tecnología y “know how” de los equipos técnicos y de diseño de Volvo Trucks, están orientados en desarrollar vehículos de alto rendimiento capaces de lograr la más alta performance. Desarrolladas por el mismo equipo técnico, estas innovaciones también ponen el foco en lograr resultados de alto rendimiento.

Estas innovaciones, que permiten mejorar el consumo y corregir posibles desvíos, se detectan en varios aspectos. En la evolución del motor de 13 litros, con un nuevo diseño de turbo más eficiente, otras camisas y aros de motor con materiales que reducen la fricción interna. Además, la unidad de motor tiene mayor capacidad de memoria y mayor velocidad de procesamiento. Todas estas evoluciones, junto con un software de motor completamente nuevo, permite optimizar el consumo de combustible.

Por otro lado, un nuevo desarrollo del sistema de Aceleración Inteligente permite administrar con mayor precisión la cantidad de combustible inyectado y el torque, según la exigencia de las distintas topografías y tipos de carga. El software trabaja de manera inteligente dosificando la aceleración de forma más suave de acuerdo con la topografía de la ruta, la carga transportada y la variación de la velocidad. De la misma manera, el sistema hace más autónomas las decisiones de la electrónica y permite corregir desvíos en la conducción evitando consumos no deseados. Vale destacar que la operación influye directamente en la mejora de consumo. A cargas más elevadas, mayor variación de pendientes y variaciones frecuentes de velocidad, posibilita mejores resultados de ahorro de combustible.

También, hay una nueva calibración de programas de motor y caja que, junto con las nuevas relaciones de diferenciales y los cambios de motor, trabajan de manera más eficiente a menores revoluciones y por consecuencia con menor consumo. Esto se complementa con un nuevo programa de pedal que facilita una aceleración más gradual contribuyendo a una conducción más controlada.

Las relaciones de diferencial son más largas pensadas para adaptarse a distintos tipos de cargas y topografías que permiten trabajar a menores revoluciones, sin perder rendimiento y reduciendo el consumo de combustible. La electrónica es más rápida, con nuevos programas de motor y caja, un sistema de aceleración inteligente y un motor con menor rozamiento interno resumen los cambios en la tecnología apuntados a lograr un rendimiento superador.

Volvo tiene los camiones más eficientes del mercado en términos de consumo, con eficiencia comprobada localmente. Para poder asegurar el rendimiento de sus camiones en topografía local y acorde a las legislaciones vigentes, previo a la introducción al mercado, Volvo realiza y comparte los resultados de pruebas de consumo a través de test drive locales y muestra valores esperables a sus clientes.

Para comprobar la eficiencia de las innovaciones mencionadas en el tren motriz, la marca sueca realizó un nuevo test drive. Se recorrieron más de 3000 kilómetros en topografía plana y montañosa con un Volvo FH 460 6×2 Tractor con 52,5 toneladas de peso bruto total combinado.

Con un factor de carga del 100%, se alcanzó un consumo de 35 litros cada 100 kilómetros. Con camión vacío el consumo alcanzado fue de 20 litros cada 100 kilómetros. Con estos valores se puede proyectar un consumo, con factor de carga del 50% de 27,5 litros/100km y de 30,5 litros/100km con un factor de carga del 70%.

Comparado con pruebas anteriores, realizadas en el mismo recorrido y con el mismo factor de carga, con la nueva Tecnología de Consumo Inteligente se logró una reducción de consumo de combustible del 6% con carga máxima y un ahorro de hasta 13% en recorridos sin carga.