novedades |

Scania 2010 Concept: así imaginaba la marca sueca a sus futuros camiones en los ‘90

Uno de los prototipos menos conocido del fabricante fue sin dudas el Scania 2010 Concept. Un camión que valió millones de dólares y no fue lo que esperaban.

scania-2010-concept

El Scania 2010 Concept fue un camión que, a nivel diseño, nada tuvo que ver ni con el pasado de la marca y mucho menos con el futuro, ya que la línea general de la cabina y el resto del bastidor buscaron ofrecer algo muy diferente respecto de la hegemonía de las líneas rectas de las clásicas Serie 2, 3 y 4.

Claramente, un prototipo no busca llegar a producción inmediatamente sino ir adelantado los cambios que podrían llegar a producirse dentro de la industria automotriz. Y no solo lo hace en cuanto a diseño: también buscan ofrecer una mirada diferente a la tecnología, cabina, aerodinámica, impulsores y hasta seguridad.

Para muchos, el Scania 2010 Concept pasó desapercibido a fines de la década del ’90 porque intentó ser un camión que buscaba adelantarse en el tiempo por su diseño redondeado y las configuraciones que mostraron tanto sus bocetos como las unidades que fueron producidas para test.

scania-2010-concept

revista tm digital

Te puede interesar
Distinguida y con sangre japonesa: así sería la nueva pick up que llegaría al mercado

Cómo era y qué adelantaba el diseño del Scania 2010 Concept

Era 1999 cunado Scania, en asociación con el fabricante de implementos Krone, presentó un concepto de camión como prueba del desarrollo de tecnologías para el desafío de modernizar el transporte por carretera, ya que este modalidad dentro de la logística proyectaba un crecimiento de alrededor del 50% para los próximos años.

Denominado Scania 2010 Concept, el modelo estaba basado en un Serie 4, pero sin prácticamente ninguna referencia al conocido camión de la marca sueca. Y fueron tantos los cambios que prácticamente no quedó ningún rasgo de esa línea cúbica que tan famosa hizo a la compañía.

El conjunto se construyó teniendo en cuenta la configuración de un camión con chasis rígido de tres ejes y diez metros de longitud acoplado a un semirremolque de tres ejes conectado por un Dolly de dos ejes, es decir, los megacamiones europeos actuales. Su longitud total era de 28 metros, lo que superaba los estándares utilizados en todos los países de la época.

Te puede interesar
La pick up más radical del momento: diseño de tractor, interior de RAM y 6 ruedas gigantes

scania-2010-concept

El foco del diseño era la aerodinámica y por eso el Scania 2010 Concept tenía una especie de “pico” en su trompa, justo por debajo del parabrisas, que se extendía unos centímetros hacia adelante. Esto mejoró el flujo de aire, además de buscar elevar la seguridad del conductor en caso de colisión.

Junto a este frente alargado, los ingenieros de la marca sueca también utilizaron un paquete aerodinámico para los laterales que incluía ruedas y carenados cubiertos. Una vez más, el objetivo era principalmente mejorar la aerodinámica, pero también la seguridad, ya que esta cobertura evitaba que otros vehículos quedaran atrapados bajo las ruedas del conjunto en caso de una colisión lateral. Además, mejoraron el rendimiento al viajar con tiempo lluvioso, ya que redujeron las salpicaduras de agua.

Te puede interesar
Eluminator: así es la versión especial de la pick up más clásica de Ford

scania-2010-concept

Todos estos accesorios aerodinámicos del Scania 2010 Concept redujeron, según los ingenieros de la marca, hasta un 10% la resistencia al avance. Y, en consecuencia, permitió reducir hasta un 25% el consumo de combustible por tonelada de carga transportada.

El peso total permitido del Scania 2010 Concept era de aproximadamente 64 toneladas en combinación con el remolque Krone. Vale destacar que dicho remolque tenía un eje direccional en la parte trasera, lo que mejoraba el radio de giro del conjunto. En cuanto al motor, montaba el conocido 12 litros turbo que se utilizaba en el 124 470.

Para sorpresa de muchos, el proyecto de Scania costó casi 40 millones de coronas suecas, alrededor de 3.8 millones de dólares actuales, y lamentablemente nunca llegó a ponerse en producción ni se tomaron rasgos para el diseño de sus futuras generaciones de camiones.