novedades |

Pura confiablidad: un camión Scania superó los 2 millones de kilómetros sin abrir el motor

Un transportista celebró este hito con su Scania 124, el camión que lo acompaña desde hace 25 años. Conocé su historia.

scania-124-2-millones-de-kilometros-original

Imaginen un Scania 124 atravesando una carretera llena de historias, curvas inesperadas y una fidelidad mecánica que supera las barreras del tiempo. Esta es historia de vida de Walter dos Santos y su camión, que se convirtió más que en una herramienta en un verdadero compañero de vida.

El Scania 124 no es sólo un camión, es un legado sobre ruedas, una narrativa que se sigue escribiendo con cada kilómetro recorrido, aunque este hito ya haya superado los 2 millones de kilómetros. El viaje de Walter es un testimonio de pasión y lealtad, no solo a su profesión, sino a un compañero de carretera que se convirtió en parte inseparable de su propia historia.

Te puede interesar
Hace 125 años, Mercedes-Benz revolucionaba el transporte con este inédito camión

La historia de este chofer brasilero comenzó cuando apenas tenía 14 años y decidió seguir los pasos de su padre. Hoy, a sus 55 años, acumula más de 40 años de experiencia al volante de un camión.

En 1994 decidió formar un consorcio con una marca competidora. Tuvo la posibilidad de que optar por diferentes marcas Premium, pero se decidió por Scania, su marca favorita. Años más tarde, en 1999, llegó el gran socio: un 124 con trompa que se convirtió en un símbolo de fiabilidad en la vida de Walter.

Te puede interesar
Un chofer logra recorrer 14 millones de kilómetros con el mismo camión

scania-124-2-millones-de-kilometros-original

revista tm digital

Scania 124, un verdadero compañero de ruta

“Lo recuerdo como si fuera ayer: era enero de 1999 cuando compré este camión. Y todavía lo tengo hoy. He pasado por muchos problemas en el camino y él siempre ha sido mi compañero”, comenta Walter, orgulloso de su unidad, que lleva el eficiente DC12 de 6 cilindros en línea, 11,7 litros y 360 CV.

Con más de 2 millones de kilómetros recorridos, Walter asegura que el camión enfrentó desafíos, pero nunca fue sometido a una revisión completa. Siempre con mantenimiento preventivo y muy pocas reparaciones correctivas, el Scania 124 fue y es un ejemplo de durabilidad.

Te puede interesar
Encuentran una unidad de colección con más de 30 años de la pick up más famosa de Ford

“Nunca se abrió el motor, está tal cual salió del concesionario. Bloque, cigüeñal y caja de cambios tiene los tornillos con el laqueado de fábrica. ¿Imaginás no haber abierto nunca la caja de cambios de un camión con 2 millones de kilómetros recorridos? Así me pasó con mi 124 y esta maravillosa caja hecha por Scania”, explica.

Para él, el Scania 124 es más que un vehículo, es un compañero que estuvo a su lado en los momentos más críticos. Su kilometraje representa no sólo una distancia recorrida, sino un recorrido de vida lleno de superaciones y logros.

scania-124-2-millones-de-kilometros-original

“Transporto arena desde la región de Caçapava a São Paulo y regreso con residuos metálicos industriales. Es un camión que siempre anda con mucha carga, y aun así logramos llegar con él a los 2 millones de kilómetros”, celebra.

Te puede interesar
A nuevo: restauración completa para un clásico de la era moderna

También dice que se propuso registrar en video el momento del “giro de llave”, hito cuando el odómetro da la noticia. “Estaba llegando a São Paulo y ya había marcado cuándo serían los 2 millones. Eran las 3 de la mañana e insistí en filmar. Conduje muy despacio y grabé el momento en que todo volvió a cero, por segunda vez”, comenta emocionado Walter.

Walter trabaja en un tramo fijo entre Vale do Paraíba y la capital de São Paulo. Realiza, en promedio, tres o cuatro viajes por semana, recorriendo entre 400 y 500 kilómetros diarios. Y deja un aviso a los potenciales “interesados”: “No tengo intención de venderlo, no se cambia un equipo que está ganando”, señala.

Te puede interesar
Sisu, el poderoso camión con motor de tren que remolcaba hasta 500 toneladas

“Mi historia con él es lo que más me encanta. Él crió a mis hijos, los vio crecer junto a mí y me dio la estabilidad económica que tengo hoy. Este Scania 124 creó mi familia, me dio lo que tengo hoy. Es parte de la historia de mi vida”, dice Walter. Una prueba fehaciente de que no sólo llevó cargas, sino recuerdos y muchísimos logros.