novedades |

M34, el camión sumergible que se transformaba en un mini-submarino para atravesar ríos

Uno de los tantos inventos posguerra fue este camión sumergible que podía transformarse en una especie de submarino sin necesidad de ninguna modificación.

camion-sumergible-reo-m34

El camión sumergible existió antes que las actuales pantallas y comandos táctiles que vemos en los modelos más modernos. Si bien todo pesado fue desarrollado, diseñado y fabricado para circular por firmes pavimentados, tierra, barro empedrado o todas al mismo tiempo, se sabe que no están destinados a sumergirse bajo el agua como si de un mini-submarino se tratase.

Por calles y rutas podemos cruzarnos con todo tipo de camiones, muchos de ellos personalizados al extremo, pero nunca nos topamos con uno que tuviera doble personalidad. Como solemos decir, siempre hay un hombre (ingeniero o no) o más aburridos en sus casas que son capaces de crear soluciones para hacer posible lo imposible. Este es el caso del camión que ocupa esta nota.

En la actualidad, con decenas de componentes electrónicos, pantallas y ECU’s diseminados por todo el camión, es obligatorio proteger a nuestro compañero de ruta de inundaciones y situaciones que comprometan el normal funcionamiento.

Te puede interesar
DAF Super CityTrain, el bus más largo del mundo que logró transportar a 350 pasajeros

camion-sumergible-reo-m34

revista tm digital

Peor en el siglo pasado todo era más sencillo, ya que lo más tecnológico era un simple fusible, y todo lo que hoy es electrónico y automático, antes era mecánico y manual. Es por eso que crear un camión sumergible era mucho más fácil y menos problemático.

Como precursores de este tipo de camión sumergible para uso militar podemos mencionar al GMC DUKW, un camión norteamericano equipado con casco de barco y hélice, o bien al Bedford Giraffe, un modelo británico que contaba con una cabina elevada en más de dos metros de altura para evitar que el agua ingrese. También se conocieron proyectos de camiones cisterna, pero ninguno se compara con el REO M34.

camion-sumergible-reo-m34

Así era el camión sumergible con tracción 6×6 para uso militar

En la década de 1950, el ejército estadounidense comenzó a operar una serie de camiones 6×6 para uso en agua. El proyecto lo ganó Reo Motor Company, un fabricante de vehículos tradicional de Estados Unidos, fundado en 1904, que desarrolló el modelo M34 Eager Beaver, algo así como el “castor ansioso”.

Te puede interesar
Big Rig Jig, la extraña escultura que une dos camiones a 14 metros de altura

En las primeras pruebas, los diseñadores se aseguraron de que el camión sumergible también pudiera circular por aguas muy profundas, como ríos y lagos. Pero en lugar de flotar en el agua, el camión debería hundirse completamente y circular directamente sobre el fondo. Y para que esto sea posible, el M34 fue equipado con un conjunto muy sencillo compuesto por tres elementos.

camion-sumergible-reo-m34

El primero era un snorkel de más de 2 metros de largo responsable del ingresar aire a la admisión del motor. El segundo un escape extendido con la punta fuera del agua para eliminar la combustión y el tercero un conjunto de dispositivos para el conductor, compuesto por mascara respiratoria y protección ocular, ya que el camión no disponía de una cabina sellada.

Te puede interesar
Convierten una pick up Ford F150 en un mini-camión y lo venden a una fortuna

Por su parte, todo el block estaba sellado con siliconas especiales para que no ingrese agua y con o-rings hechos para evitar posibles averías. Una vez que se sumergía, por el peso propio de la unidad, podía andar gracias a la tracción de sus tres ejes y una suspensión elevada. Mirá el video del M34 en acción.

Este conjunto era sencillo y económico, además de rápido de instalar en un vehículo pesado común y corriente. En las guerras el camión sumergible resulto ser bastante útil, ya que un convoy de este modelo podía cruzar un río en ausencia de puentes. Según fuentes de la época, el M34 preparado podría funcionar completamente sumergido durante 4 horas.