novedades |

Así son los mini-camiones: 2 metros de largo y capacidad para transportar casas gigantes

En la década del ’50, una empresa diseñó los mini-camiones debido a una ley de tránsito norteamericana. Así eran estos titanes en tamaño compacto.

mini-camiones-trailer-troter

Los mini-camiones, para muchos, no existen. Y claramente es algo cierto ya que ningún reconocido fabricante de la industria de vehículos comerciales livianos o pesados logró compactar una unidad que rinda de manera similar a uno de medidas convencionales.

Pero lo cierto es que es los años ‘50, más precisamente en el estado norteamericano de Iowa, existían regulaciones que limitaban la longitud total de los vehículos a 45 pies, unos 13,7 metros. Esto era realmente un problema grave para las empresas de transporte de los estados vecinos, que contaban con leyes más flexibles en cuanto a longitud, por lo que sus camiones no podían circular dentro del estado de Iowa.

Una de las soluciones que encontraron los transportistas fue construir terminales de transbordo en las fronteras, para colocar la carga en camiones más pequeños. Otra fue simplemente pasar por alto todo el estado de Iowa. Sin embargo, una de las soluciones más creativas provino de empresas del propio estado, principalmente aquellas especializadas en el transporte de casas enteras.

Te puede interesar
El camión especial más avanzado del mercado lanzará una nueva versión en 2024

mini-camiones-trailer-troter

revista tm digital

Trailer Troter, los mini-camiones que podían con todo

En esta parte del mundo es poco común ver a un camión transportar una casa entera, pero en Estados Unidos es algo relativamente normal y algunas de ellas se construyen sabiendo de esta posibilidad ya que se fabrican sobre una plataforma que se puede cargar cuando sea necesario. Generalmente, estas viviendas mantienen una longitud estándar de 40 pies, unos 12,2 metros.

Estas dimensiones, y teniendo en cuenta la ley de Iowa, dejaban solo 1,5 metros para que un camión las remolcara, es decir, quien se encargue de trasladarla no debía sobrepasar ese largo. Algo insólito para los camiones de esa época y también los actuales.

Además, debían tener una distancia entre ejes extremadamente corta, ya que durante el transporte la casa se encontraba justo por encima del suelo, por lo que debajo no quedaba espacio para el chasis del camión. En la práctica, las ruedas traseras tenían que quedar prácticamente detrás de la cabina del conductor y, en ocasiones, los pasos de rueda traseros estaban incluso debajo de la cabina.

Te puede interesar
Con más de 40 años en el mercado, la primera Renault Trafic sigue a la venta con mismo diseño

mini-camiones-trailer-troter

mini-camiones-trailer-troter

De esta manera, los camiones eran más anchos que largos, y esto tenía muchas desventajas. Uno de ellos era la inestabilidad al no remolcar ninguna carga, además de ser muy difícil de conducir (se dice que en invierno era imposible), hasta que Whattoff Motor Company tuvo una idea interesante: crear mini-camiones para transportar casas cuya longitud se podía ajustar manualmente.

Esta solución creativa de mini-camiones se llamó Trailer Toter y permitía modificar el tamaño cuando no tenía remolque o viajaba fuera de Iowa. El proceso estirarlo o acortarlo fue posible gracias a los actuadores telescópicos y un cabrestante.

Por su parte, para el eje de transmisión que se temía que no fuera lo suficientemente duradero, se creó una solución eficaz: conectar dos ejes de transmisión (cardán) de diferentes longitudes. En la práctica, esto significaba que el conductor instalaba un eje corto cuando conducía por Iowa con carga e instalaba el eje largo cuando el camión se movía con una distancia entre ejes larga. Lo bueno es que el proceso de estos mini-camiones se realizaba en solo 10 minutos.

mini-camiones-trailer-troter

Inicialmente, Whattoff ofrecía su modificación sólo para las pick ups Studebaker (de las que era distribuidor), pero con el tiempo también se amplió para incluir otras marcas, como Ford, Dodge y Chevrolet. El pico de desarrollo se produjo en la década de 1960, cuando la empresa construyó sus propios mini-camiones utilizando componentes del International Slightliner.

Los mini-camiones y sus virtudes sobrevivieron durante más de 20 años en el mercado y se produjeron hasta 1975, cuando Whattoff Motor Company cesó sus operaciones. Y aunque en la actualidad el estado de Iowa cambió sus leyes en línea con el resto del país y hoy se pueden utilizar camiones convencionales, aún existen mini-camiones para el transporte de casas, los denominados “toters”.