novedades |

Un paseo en Midnight Rider, la limusina más grande (y cara) del mundo

Inspirada en los viejos vagones de trenes Pullman del siglo pasado, el Midnight Rider es la limusina más grande del mundo.

midnight-rider-la-limusina-mas-grande-del-mundo

Las “limo” nunca pasan de moda, y el Midnight Rider es un claro ejemplo de esto. Hasta su nombre suena atractivo, como si de un forajido de la ruta se tratase. Y es que no solo es la limusina más grande del mundo sino que es la más llamativa, ya que fue creada sobre la base de un conocido camión norteamericano.

Por sus características, que se dejan ven a simple vista en las imágenes al final de la nota, el Midnight Rider tiene un plus que lo hace el mejor en todos los sentidos: es la limusina más grande y pesada del mundo, reconocida oficialmente por el Libro Guinness de los récords mundiales en 2004 e imbatible hasta el día de hoy.

Pero no solo eso. También es la limusina no oficial más cara y más lujosa del mundo, con su elegante interior inspirado en el vagón de ferrocarril presidencial Pullman utilizado en el siglo XIX por los gobernantes del país del norte para unir las grandes distancias entre los estados.

Te puede interesar
Completo, 4×4 y hecho en Brasil: ¿Es el motorhome ideal para la aventura?

midnight-rider-la-limusina-mas-grande-del-mundo

revista tm digital

Cómo es el Midnight Rider, la mejor limusina del mundo

La historia de esta limusina es más interesante de lo que aparente, ya que fue protagonista de varios programas estadounidenses e internacionales a lo largo de los años, y es una creación de Pamela y Michael Machado de Midnight Rider Inc. de California, quienes buscaron construir una limusina que ayudaría a los huéspedes a revivir los días de gloria del transporte ferroviario del siglo pasado.

Para eso, buscaron el vagón de tren Pullman que usó el ex presidente Grant y se propusieron construir una limusina que encarnaría el estilo de esa época. Esto significa que no se utilizan plásticos, compuestos, enchapados, imitaciones, recubrimientos ni nada parecido en los muebles interiores, sino que solo telas auténticas y accesorios de latón pulido y madera maciza de abedul.

Te puede interesar
La casa rodante para familias numerosas: terraza, hamacas y espacio de sobra

midnight-rider-la-limusina-mas-grande-del-mundo

Técnicamente hablando, el Midnight Rider es un camión Peterbilt con remolque, uno fue construido internamente en un 90 por ciento por un equipo de solo cinco personas. Armarlo les llevó 7 años, y la mayor parte del proceso fue de prueba y error, ya que se envió la plataforma a varias agencias para su homologación de circulación.

Cuando finalmente se completó, hablamos del verano de 2003, esta limusina gigante firmó su valuación en unos 2,5 millones de dólares, aunque los propietarios estiman que hoy es el doble de esa cantidad. “Se pagó solo en menos de cuatro años trabajando para fiestas y eventos”, dicen los dueños.

Te puede interesar
El motorhome que lo tiene todo: chasis Ford, motor V8 y detalles de primer nivel

midnight-rider-la-limusina-mas-grande-del-mundo

El conjunto devenido en limusina tiene en total 22 ruedas (10 el camión, 12 el semi) y es empujado por un motor Cummins de 435 HP. Es, en dimensiones, cuatro veces más largo que una limusina real (21 metros) y el doble de alto que dos pick up medianas apiladas una encima de la otra (unos 4 metros).

Entonces, ¿Qué tan pesado es el Midnight Rider? Nada menos que unas 25 toneladas. Bastante “heavy”, si bien puede alcanzar los 140 km/h en superficies planas, logrando transportar hasta 40 pasajeros con extrema comodidad. Probablemente cabría una fiesta más grande, pero los propietarios no buscaron llenar todos los espacios y “manchar” la experiencia.

midnight-rider-la-limusina-mas-grande-del-mundo

Entre las comodidades, tiene cuatro áreas de entretenimiento: tres salones y un bar completo, y viene con un equipo de 4 personas para satisfacer todos los deseos de los huéspedes: dos conductores, una anfitriona y un barman. Está el Pullman Lounge, el Observation Lounge, el Fifth Wheel Lounge y el Jake Brake Bar, cada uno con su propio sistema de sonido y entretenimiento variado en las TV’s.

Te puede interesar
Así es el Motorhome totalmente eléctrico que ¡cambia de tamaño!

El espacio interior total es de unos 38,6 metros cuadrados en las cuatro áreas, separadas por escaleras. Un sistema telefónico interior permite a los huéspedes de los tres salones llamar al bar y pedir que les traigan bebidas. Ojo: hay barra libre para todos durante lo que dura el viaje (tres horas mínimo), y la posibilidad de disfrutar de comidas ligeras y meriendas.

midnight-rider-la-limusina-mas-grande-del-mundo

Alquilar el Midnight Rider no es para nada barato. El valor por hora es de 1.000 dólares, pero los huéspedes que reserven un viaje más largo pueden obtener alojamiento en hoteles más baratos con los que los dueños de esta limusina tienen acuerdos especiales. Dato no menor: cuenta con un tanque de 1.135 litros, por lo que puede hacer un viaje de San Diego a Chicago sin tener que detenerse.

La única contra de esta limusina es el mantenimiento, ya que limpiarla después de un viaje mínimo es necesario dedicarle no menos de 30 horas de trabajo contando una limpieza profunda y un encerado de la carrocería.

Te puede interesar
Convertida en motorhome y con motor turbo: subastan una flamante Volkswagen Kombi de 1963

Debido a que Midnight Rider es tan famoso y el negocio de boca en boca superó las expectativas, los dueños casi nunca se molestaron en hacer marketing real: la idea de festejar a bordo de la limusina más grande y pesada del mundo es suficiente para obtener una clientela constante.