novedades |

El chofer más viejo del mundo: 60 años conduciendo y casi 9 millones de km recorridos

El norteamericano Doyle Archer acaba de batir un récord Guinnes al convertirse en el chofer más viejo del mundo que si activo manejando camiones.

El chofer más viejo del mundo existe y es legalmente una sola persona tras ser considerado como tal por el Guinness World Records, la entidad que regula y registra todo tipo de hazañas realizadas por seres humanos, animales y en breve, seguramente también lo haga con seres no vivos.

chofer-mas-viejo-del-mundo

Esta obra que se publica anualmente aún en formato de libro reconoció recientemente al norteamericano Doyle Archer como el chofer más viejo del mundo luego de cumplir 90 años y continuar con su actividad que lo tiene detrás del volante desde hace más de 60 años.

Doyle Archer, el chofer más viejo del mundo que sigue trabajando

El chofer más viejo del mundo sigue vigente. Pese a su edad no planea dejar de hacer lo que tanto ama de esta profesión, la cual lo llevó a recorrer casi 9 millones de kilómetros (poco más de 5,5 millones de millas) en las más de seis décadas en plena carretera.

Te puede interesar
Fabricaron un mini-tren con motor de 28 CV sobre la base de una clásica van

Desde hace veinte años, el chofer más viejo del mundo trabaja incansablemente para la empresa Coomes Inc, en Kansas, reconocida empresa de transporte multimodal de los Estados Unidos que recientemente le otorgó a Archer una mención por recorrer más de 1 millón de millas, 1,6 millones de kilómetros, sin accidentes.

“Todo lo que puedas transportar en un camión, creo que lo he transportado”, asegura Archer. Y seguramente haya sido así, ya que el actual coronado chofer más viejo del mundo realmente logro trasladar desde muebles, combustible, conservas, ganado y una amplia lista de cargas generales.

chofer-mas-viejo-del-mundo

revista tm digital

“Ser chofer me dio la oportunidad de ver muchas cosas que de otra manera no hubiera visto. Conocí a mucha gente de diferentes partes del mundo”, señala. Y es que Archer condujo a través de 48 estados del país del norte además de 5 de las 10 provincias canadienses.

«Tuve la oportunidad de ver el Centro Espacial Kennedy y el Centro Espacial Johnson en Houston, Texas. Muchas cubiertas de barcos y puertos en mayoría de estados haciendo envíos internacionales. He sido testigo de muchos amaneceres y atardeceres sentado detrás del parabrisas. Los desiertos del suroeste, los asentamientos históricos, las grandes siderurgias de Chicago y hasta las luces brillantes de Las Vegas. Pero mis lugares favoritos siempre serán los campos de trigo de las Altas Llanuras en junio y julio», asegura Archer.

Te puede interesar
El motorhome más completo del mundo: espacio, lujo, y un taller con garaje para dos autos

El afamado chofer más viejo del mundo cuenta que era socio de una empresa maderera antes de comenzar a transportar en camiones  en 1961. La vida de Archer en la carretera estuvo llena de desafíos, desde condiciones climáticas adversas hasta tráfico intenso y aumentos de los precios del combustible, pero también muchos momentos divertidos.

“Si miro hacia atrás, encuentro momentos muy divertidos. Una vez, en un lugar donde estaba esperando para descargar, había dos hombres que caminaban junto a los camiones estacionados buscando uno que estuviera abierto. Cuando lo encontraron abrieron la puerta y dos perros Doberman los saludaron con gran entusiasmo. Tal fue el susto que se cayeron del camión y corrieron como pudieron. Cada vez que veo una actitud similar, me río a carcajadas de esos muchachos”, afirma Archer.

Te puede interesar
K100, el famoso camión de Kenworth que supo conquistar a los choferes norteamericanos

chofer-mas-viejo-del-mundo

Si bien admite que nunca se le pasó por la cabeza seguir haciendo este trabajo a los 90 años, se siente honrado y orgulloso de ser reconocido como el chofer más viejo del mundo. Y por más ame su vida en la carretera, tiene muchas razones para regresar a casa, ya que está casado con Lois, su novia de la secundaria, desde hace 70 años y juntos tienen nueve hijos, 25 nietos y 26 bisnietos.

“No planeo retirarme pronto. Mientras mi salud persista, seguiré conduciendo. No tengo la palabra jubilar en mi vocabulario”, aseguró Archer durante la entrevista que le hicieron desde World Records Guinness.