novedades |

Camiones norteamericanos: un Bulldog bien trompudo

Mack Trucks está presente en el mundo de los camiones desde el año 1900. Sus 118 años de experiencia significan tanto o más que la de la mayoría de las automotrices convencionales.

Fiel a su estilo, el cual lo llevó a atravesar todo un siglo siendo una de las marcas más representativas entre los pesados en Norteamérica, Mack presentó el modelo Anthem, un claro ejemplo de que el fabricante de Allentown no tira la toalla y sostiene que hay batalla comercial para largo rato entre los camiones convencionales (también llamados “trompudos”).

El producto más moderno de la línea de la casa del Bulldog continúa siendo de los más puristas, aquellos que supieron encarar las antiguas autovías yankees para unir estados en una época donde los camiones eran el medio de transporte más masivo.

Si bien conserva la filosofía de un convencional, el Anthem ofrece una línea visual totalmente modernizadas, con formas mucho más suaves, redondeadas, sin aristas, estilizadas y con una estética tremendamente atractiva, que no pierde ni un ápice de esa imagen de robustez que Mack Trucks conquistó un día y que ha sabido conservar a lo largo de extensa trayectoria.

Los que entienden de esto, y su público al otro lado del charco, dicen que la espera, la larga espera, valió la pena. Muchos se refieren a este camión como uno “que está redescubriendo la leyenda americana”

Son tiempos modernos y el romanticismo nunca resultó rentable en el sector del transporte, y menos en los tiempos que corren. Con este camión, que se engloba entre los que en EE.UU. se conocen como Clase 8, lo que sería un camión tractor extrapesado, Volvo Trucks, dueña de Mack, tiene serias intenciones de aumentar su porcentaje de mercado; tanto en su país de origen como en Canadá u otros de influencia internacional.

La actual gama de camiones Mack está encabezada por el nuevo Anthem y compuesta también por las gamas Pinnale, Granite, Granite MHD, LH (que son los modelos cabover o frontales) y TerraPro. Con el nuevo “trompudo”, el fabricante estrena la serie de motores MP8 de arquitectura de seis cilindros en línea.

Se trata de una mecánica original de Mack, que con 13 litros de cilindrada está disponible con potencias de 415, 455 y 505 caballos. Es de gestión electrónica y sucede lo mismo que con los ejes o el sistema de suspensión e incluso la transmisión, que son propios de la compañía de Allentown. Entre otras novedades aporta un nuevo acelerador de admisión que ayuda al camión a calentarse más rápido después de un arranque en frio, la caja automatizada mDrive HD de 12 velocidades (con 13 y 14 velocidades opcionales), que proporciona un engranaje flexible para aplicaciones de baja velocidad, así como una capacidad de arranque mejorada para cargas pesadas, a la vez que mantiene el engranaje adecuado para ahorrar combustible en alta velocidad.

Además, y según confiaron desde Mack, el conjunto mDrive pesa mucho menos que los de la competencia.

Por debajo de estas potencias se halla la gama de motores MP7, cuyas potencias van desde los 325 hasta los 425 CV, y están disponibles en las restantes gamas de camiones ya mencionadas. Sin embargo, en el mercado de EE.UU., ya se sabe que el camión es a la carta fuerte, y por lo tanto el cliente también tendrá disponibles los propulsores Cummins, en este caso de fábrica. Una solución típica en el mercado del América del Norte.

También podría interesarte: