novedades |

Mitad camión, mitad tractor: así es el Oshkosh U-30, el titán que remolca hasta 10 aviones

A fines de los años ’60, la compañía estadounidense Oshkosh diseño este modelo pesado fusionando las base de un camión con la un tractor.

oshkossh-u-30-camion-base-de-tractor

Puede ser un camión en el primer vistazo. También puede ser un tractor si se lo mira nuevamente. Y es que este modelo tan particular tiene un poco de ambos vehículos y se llama Oshkosh U-30, una unidad de remolque de aviones diseñado por la firma estadounidense y producido entre fines de los años 1960 y 1970.

Para quienes no la conocen, Oshkosh es un fabricante de vehículos para usos especiales con sede en Wisconsin, Estados Unidos. Desde 1917 produce camiones para su uso en aeropuertos, unidades contra incendios, industrias y fuerzas armadas.

El U-30 fue diseñado para remolcar y maniobrar aviones, pero no un avión cualquiera: estaba pensado para los aviones más grandes y pesados ​​de la época, ya que fue desarrollado a pedido de la Fuerza Aérea de EE.UU. para poder utilizarlo con el recién llegado Lockheed C-5 Galaxy, un avión de carga militar con un peso total de 620.000 libras, unas 280 toneladas.

oshkossh-u-30-camion-base-de-tractor

revista tm digital

Es por esto que el camión encargado de remolcarlo debía ser robusto y potente. Con un peso de alrededor de 32 toneladas, el U-30 estaba equipado con un motor Caterpillar D346TA V8 de 19,4 litros y 565 caballos, muy utilizado en embarcaciones y generadores estacionarios.

Te puede interesar
Un camión muy especial de Scania transporta 70 toneladas de madera en medio de la nieve

Entre sus características tenía tracción total, neumáticos de 1800×25 y ambos ejes eran direccionales. La transmisión era automática de cinco velocidades y la capacidad de remolque alcanzaba las 750.000 libras, unas 350 toneladas, por lo que podía trasladar a pista el mencionado C-5 Galaxy o bien hasta 10 aviones comerciales a la vez. ¿Dimensiones? 8,7 metros de largo, 2,4 de ancho y 2,8 de alto.

La primera generación de este camión con base de tractor gigante fue diseñada y entregada en 1968 a la Fuerza Aérea norteamericana por Oshkosh Truck Corporation. La compañía entregó un total de 45 vehículos en virtud de ese contrato.

Te puede interesar
Scania presenta su primer camión extrapesado que anda solo y carga con 50 toneladas

oshkossh-u-30-camion-base-de-tractor

Desde entonces, varios fabricantes produjeron el U-30, entre ellos Stewart & Stevenson y FMC Technologies (ahora JBT AeroTech), si bien Melton Sales and Service, en Nueva Jersey, tiene actualmente este contrato en el que se reacondicionan tres variantes del camión tractor para la Fuerza Aérea.

HET, los otros camiones gigantes de Oshkosh

Además del U-30, Oshkosh produce otros camiones gigantes militares que garantizan la movilidad operativa y táctica mediante el transporte de cargas y vehículos pesados ​​y extremadamente pesados (tanques, obuses autopropulsados, vehículos blindados de transporte de tropas, etc.), desde las zonas de preparación cercanas al frente.

Para que las unidades transportadas puedan entrar en acción inmediatamente después de la descarga, los HET no sólo transportan los vehículos de combate, sino también a sus tripulaciones. De esta manera se puede mover de una sola vez un grupo de combate de brigada completo que se va a formar.

Te puede interesar
Ni camiones ni buses: Volvo lanza dos nuevos modelos eléctricos en el mercado

Entre las características más destacadas del Oshkosh HET A1, el más moderno y utilizado, encontramos su cabina de acero con protección antibalístca que está diseñada para alojar a 2+4 personas. También son destacables las dimensiones de estos camiones gigantes: 9,195 metros de largo, 2,591 de ancho y 3,556 de altura total.

camiones-gigantes-oshkosh-ejercito-estados-unidos

Mecánicamente, estos camiones gigantes cuentan con un motor Caterpillar C18 de 700 caballos de fuerza, transmisión Allison 4800SP y caja de transferencia Oshkosh Serie 30000 de una sola velocidad, por lo que está diseñado específicamente para transportar el tanque de batalla principal M1 Abrams de 70 toneladas de los Estados Unidos.

También mantiene una suspensión delantera de mayor capacidad, actualizaciones eléctricas y diagnósticos mejorados, todo para ayudar a garantizar la entrega de vehículos.