novedades |

El camión al que no le falta nada: baño, ducha y un motor V12 de un barco

Este Kenworth C510 con más de 20 años fue víctima de una transformación única que lo renovó completamente y lo convirtió en un camión gigante de la era moderna.

El camión gigante es así. Sale de la línea de montaje del fabricante como un titán devorador de caminos sin la necesidad de recurrir a una casa personalizadora para hacerlo aún más grande. Eso sí, hacerlo nunca está de más y prueba de esto el Kenworth C510 que te mostramos a continuación.

kenworth-c510-camion-gigante-v12

Para quienes no lo conocen, el el Kenworth C510 es un verdadero camión gigante que se comercializa exclusivamente para el mercado oceánico, siendo Australia su principal comprador, y se lo utiliza para operaciones de transporte con los famosos “trenes de carretera” que pueden llevar 3 o más trailers.

La historia de esta unidad es particular, ya que hace casi 20 años fue adquirida por una empresa, justamente australiana, para su uso en la logística minera. La mayor diferencia con una configuración convencional es que se solicitó con un chasis 10×6, con cinco ejes en total, para poder transportar cargas de hasta 200 toneladas de peso bruto total.

Te puede interesar
Fabrica un barco con la cabina de un camión clásico de 1970 y lo vende a una fortuna

kenworth-c510-camion-gigante-v12

revista tm digital

Luego de muchos años de arduo trabajo pesado en las minas, este camión gigante se puso a la venta. Ya cansado y con la cabina y motor agotados, el futuro dueño tenía que rejuvenecerlo de pies a cabeza, y parece ser que le puso mucho empeño.

Kenworth C510 Caterpillar V12, el camión gigante con potencia y comodidad de sobra

Al igual que muchos otros camiones australianos, el Kenworth C510 de principios de la década de 2000 equipaba de serie un motor provisto por Cummins de 19 litros que desarrollaba una potencia nominal de 600 caballos, una bestialidad para un camión convencional pesado para la época.

Con una transmisión manual de 16 marchas (10+6) y una cabina diurna era capaz de transportar trenes de más de 20 ejes sin grandes esfuerzos. Vale aclarar que fue un camión gigante legal en carretera, e incluso oficialmente el Kenworth australiano más grande que recibió este permiso.

kenworth-c510-camion-gigante-v12

Como mencionamos anteriormente, y tras completar su transporte en las minas tirando de tres semirremolques cargados a tope, el C510 se puso a la venta y fue adquirido por la empresa australiana Slingshot Haulage, que se especializa en transportar cargas de gran tamaño y con mayor peso que lo normal.

Te puede interesar
Un nuevo súper camión norteamericano es cazado en plena carretera sin camuflaje

De esta manera, el titán de Kenworth debía cambiar estilo de trabajo ya que pasaría de trabajar en minas bajo tierra y en espacios reducidos a utilizarse en rutas más largas y transportar cargas por encima de las 200 toneladas. Por lo tanto, este pesado fue reconstruido desde cero, ganando un motor más grande, con mayor potencia y un espacio para el chofer que nada envidia a un motorhome.

kenworth-c510-camion-gigante-v12

Una vez comprado, este camión gigante fue llevado al taller de Kuchel Contractors, que convirtió al tractor minero en una máquina de larga distancia. Para ello, fue necesario utilizar un chasis más largo para dejar espacio para un total de cuatro tanques de combustible y la nueva cabina con dormitorio repintada y espacios totalmente ampliados.

Te puede interesar
Así era “993”, el camión más grande y exclusivo fabricado por Kenworth

Con esta transformación, más que nunca, el Kenworth C510 se transformó en un camión gigante: detrás de la butaca en un espacio de casi 2 metros se instaló un microondas, TV, ducha y un baño, una litera con espacio de sobra y hasta una puerta para su ingreso y egreso. Además, la cabina recibió suspensión neumática y asistencia de amortiguadores para un mejor confort.

kenworth-c510-camion-gigante-v12

Como si fuera poco, este camión gigante creció en dimensiones así como en potencia, ya que la unidad de propulsión original, el Cummins de 19 litros, fue reemplazado por un bestial motor utilizado en barcos o sector industrial: el afamado Caterpillar C27 3412.

¿En qué se diferencia frente al Cummins? En que es un bloque V12 de 27 litros capaz de entregar una potencia de 1.000 caballos de fuerza. A contramano de la lógica, se conservó la transmisión de 16 velocidades Eaton Fuller que permanece desincronizada. A día de hoy, el C510 personalizado sigue trabajando como si fuese el primer día.

kenworth-c510-camion-gigante-v12