novedades |

Fabrica un barco con la cabina de un camión clásico de 1970 y lo vende a una fortuna

Un aburrido ciudadano estadounidense puso manos a la obra y fabricó este interesante barco con la cabina de un camión Kenworth K900.

camion-kenworth-convertido-en-barco

Un camión sirve para cargar y transportar miles de cosas siempre y cuando su potencia y prestaciones lo permitan. Desde un simple palett con latas de atún, pasando por un container repleto de electrodomésticos o un modelo chasis que carga con 40 toneladas de piedra en plena cantera.

Pero también existen esos modelos exóticos, que si bien mantienen la esencia de todo camión, fueron creados con otro fin. Ya te hemos mostrado triciclos con motores y suspensiones de algún pesado o aquellos que, a modo de pasatiempo, fabricaron un camión a escala para sus hijos en el garaje de su casa.

Te puede interesar
5 características clave de los camiones norteamericanos

En esta oportunidad, encontramos a alguien que no perdió el tiempo y puso manos a la obra para fabricar su propio camión-barco, una mezcla de ambos vehículos que se fusionan en una barcaza única.

camion-kenworth-convertido-en-barco

revista tm digital

El curioso camión norteamericano transformado en barco

Imagínense poder navegar por cualquier lago o río disfrutando de una vista única a bordo de un imponente camión. Sí, de un Kenworth W900 de 1976, para ser más precisos, que fue bautizado como Fukenworthit Party Barge.

Mickey Houk, propietario de la creación y oriundo de Texas, Estados Unidos, decidió ir más allá y sobre la base de este camión creo un barco atípico pero muy funcional. A simple vista se aprecia la cabina completa, con la trompa a tamaño real y una continuación del chasis como si de una caja de carga de una pick up se tratase.

Te puede interesar
Un nuevo súper camión norteamericano es cazado en plena carretera sin camuflaje

camion-kenworth-convertido-en-barco

Pintado en un tono azul, este barco-camión no cuenta con tren motriz bajo su trompa, sino que un impulsor marino Yamaha de 200 caballos de fuerza lo lleva a navegar a una velocidad máxima de 25 km/h. Con una capacidad para 12 personas, que se sientan en bancos detrás de la cabina, el barco navegó por numerosos lagos como uno más.

Con terminaciones de calidad y mucho cromado, como todo Kenworth, el vehículo acuático también recibió un sistema de sonido completo y luces LED, ya que fue alquilado principalmente para fiestas. El interior de la cabina conserva poco de la apariencia tradicional del W900 debido a que fue modificado para acomodar los controles de navegación.

Te puede interesar
K100, el famoso camión de Kenworth que supo conquistar a los choferes norteamericanos

camion-kenworth-convertido-en-barco

Esta joya de la ingeniería casera fue publicada en las redes de Houk a un precio de entrada de 100.000 dólares, cifra que con el paso del tiempo (y al no haber interesados) decidió bajarlo. Si bien el anuncio ya no existe, se comenta que finalmente fue vendido en alrededor de 60.000 dólares.

Kenworth W900 y sus comienzos  

El Kenworth W900 nació en 1960, aunque su diseño en general, configuración y oferta de motores apenas se vieron modificados respecto al modelo Conventional de los años 40, también apodado “long nose” (nariz larga) por los choferes de la vieja época.

Te puede interesar
¿Cuáles son los camiones Kenworth más vendidos en Estados Unidos?

La nueva denominación, W900, servía para distinguir los modelos cuya cabina situaba el motor en la trompa, delante del puesto de conducción. Así un modelo con la W, en honor a Mr. Worthington uno de los creadores de la firma, mientras que la serie K100, que nacía también en 1960 pero con frente avanzado, recibía su denominación en honor al otro fundador de la marca, Mr. Kent.

Al poco tiempo del inicio de ventas, el Kenworth W900 se convirtió en uno de los grandes mitos del transporte norteamericano gracias a sus características, la fiabilidad de los motores y a un diseño simple de su cabina (pero muy confortable), que facilitaba el acceso del motor simplemente levantando su gran capot.