novedades |

10 años de conducción en condiciones extremas

En 2010, Volvo Trucks presentó el FMX, un camión desarrollado específicamente para aplicaciones severas. Después de una década se ha convertido en el principal referente para el segmento de construcción, industria forestal, oil&gas y minería.

Antes del lanzamiento del Volvo FMX, ya se ofrecían diferentes variantes del FM y el FH en la industria de la construcción. Pero tras varios años de estudios y pruebas reales, en 2010 se realizó el exitoso lanzamiento del camión Volvo desarrollado específicamente para trabajos de construcción pesada y minería que hoy pisa firme en nuestro país.

«El Volvo FMX es un referente para las aplicaciones más exigentes, no sólo en minería, sino también para toda aplicación que busca vehículos eficientes, resistentes y que garanticen la mayor disponibilidad», comenta Federico Reser, Responsable de Producto de Volvo Trucks Argentina. Y agrega, “las posibilidades de distintas configuraciones que ofrece un FMX son innumerables. Este camión permite adecuarse a cada necesidad según la exigencia necesaria en cuanto a potencia de motor, configuración de ejes, reducción y relación de los ejes traseros y diversas opciones de tomas de fuerza, entre otras alternativas disponibles”.

El exterior moderno y robusto del primer Volvo FMX fue una de las características más atractivas del camión que mostró la relación con las máquinas de Volvo Construction Equipment. La funcionalidad del Volvo FMX incluía un robusto gancho de remolque central, protección para los faros, nuevos escalones antideslizantes y una práctica escalera. Con un paragolpes de acero de tres piezas, esquinas hechas de acero de 3 mm de espesor, protector de cárter de motor y protección de todos sus componentes, el Volvo FMX se diferenció definitivamente de los camiones para aplicaciones de ruta o mixtas.

Lo duro se volvió más duro

Solo tres años después de la presentación del FMX, Volvo Trucks lanzó una nueva versión en la que se optimizaron aún más los componentes en busca de mayor disponibilidad, menores paradas y facilidad en la conducción. Esta nueva versión agregó, además, opciones adicionales de configuración y por lo tanto una optimización para otras aplicaciones.

Poco tiempo después se agregaron opciones aún más innovadoras y que garantizarían la eficiencia de este modelo, como el tercer eje desembragable y elevable para ejes traseros de doble diferencial y la Dirección Dinámica, capaz de reducir la fuerza en la dirección en un 80%. Ambos elementos inéditos en el mercado de camiones.

Además de contar con caja automatizada I-Shift de serie, con un programa especial para aplicaciones fuera de ruta, en 2016 Volvo Trucks presentó la innovadora versión de I-Shift con marchas Super Reducidas (I-Shift ULC), que agrega 2 cambios adicionales con gran reducción (32:1 y 19:1) y permite a los choferes conducir a velocidades tan bajas como 0.5 km por hora, una gran ayuda durante las maniobras de precisión, o bien para lograr tener 2 vehículos en 1: la mayor capacidad de tracción y velocidades finales más elevadas cuando es necesario.