El sector de cargas en un solo lugar

buses |

Volvo continúa renovando el transporte público en Sudamérica

Una capital sudamericana suma 200 nuevas unidades B8RLE que permitirán trasladar con mayor eficiencia a más 6.2 millones de personas. ¿Cuál es?

Una vez más, la ciudad de Santiago de Chile actualiza la flota de su sistema de transporte público con autobuses Volvo. Después de recibir 120 vehículos de la marca en el segundo semestre del año pasado, el operador de transporte urbano Subus cerró otro acuerdo, ahora para la adquisición de 200 unidades del modelo articulado B8RLE.

Se trata de un chasis low entry, capacidad para 180 pasajeros, motor trasero de 8 litros y estándar de emisiones Euro 6, como lo exige actualmente la capital chilena. Producidos en la planta de Volvo en Suecia, están siendo diseñados por la planta de Marcopolo en Colombia, en la ciudad de Cartagena, y luego irán a Chile.

Subus, una de las compañías de transporte más grandes de la capital chilena, ya ha agregado 320 nuevos vehículos Volvo en estas dos últimas ofertas en menos de un año. Los autobuses funcionarán en la llamada Red de Movilidad Metropolitana (RED), el antiguo Transantiago, un sistema de transporte estructurado de gran éxito en Santiago que es utilizado por unos 6.2 millones de usuarios diariamente.

Equipado con la última tecnología, el chasis articulado Volvo B8RLE tiene una electrónica integrada de avanzada: frenos a disco en ambos trenes, suspensión neumática regulable, sistema de gestión de flota (Dynafleet) y el entrenador virtual de conductores (e I-Coaching).

Los gerentes de flota también pueden activar el control automático de velocidad de Volvo, un dispositivo que utiliza la conectividad GPS para identificar tramos críticos, con altas tasas de accidentes, y limitar la velocidad máxima independientemente de la acción del conductor. Aprobada después de un año de uso en Curitiba, Brasil, donde las colisiones con autobuses en el BRT local disminuyeron en un 50%, esta tecnología ahora es estándar para la activación en todos los vehículos pesados de la marca en el continente.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buses |

Volvo continúa renovando el transporte público en Sudamérica

Una capital sudamericana suma 200 nuevas unidades B8RLE que permitirán trasladar con mayor eficiencia a más 6.2 millones de personas. ¿Cuál es?

Una vez más, la ciudad de Santiago de Chile actualiza la flota de su sistema de transporte público con autobuses Volvo. Después de recibir 120 vehículos de la marca en el segundo semestre del año pasado, el operador de transporte urbano Subus cerró otro acuerdo, ahora para la adquisición de 200 unidades del modelo articulado B8RLE.

Se trata de un chasis low entry, capacidad para 180 pasajeros, motor trasero de 8 litros y estándar de emisiones Euro 6, como lo exige actualmente la capital chilena. Producidos en la planta de Volvo en Suecia, están siendo diseñados por la planta de Marcopolo en Colombia, en la ciudad de Cartagena, y luego irán a Chile.

Subus, una de las compañías de transporte más grandes de la capital chilena, ya ha agregado 320 nuevos vehículos Volvo en estas dos últimas ofertas en menos de un año. Los autobuses funcionarán en la llamada Red de Movilidad Metropolitana (RED), el antiguo Transantiago, un sistema de transporte estructurado de gran éxito en Santiago que es utilizado por unos 6.2 millones de usuarios diariamente.

Equipado con la última tecnología, el chasis articulado Volvo B8RLE tiene una electrónica integrada de avanzada: frenos a disco en ambos trenes, suspensión neumática regulable, sistema de gestión de flota (Dynafleet) y el entrenador virtual de conductores (e I-Coaching).

Los gerentes de flota también pueden activar el control automático de velocidad de Volvo, un dispositivo que utiliza la conectividad GPS para identificar tramos críticos, con altas tasas de accidentes, y limitar la velocidad máxima independientemente de la acción del conductor. Aprobada después de un año de uso en Curitiba, Brasil, donde las colisiones con autobuses en el BRT local disminuyeron en un 50%, esta tecnología ahora es estándar para la activación en todos los vehículos pesados de la marca en el continente.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas