El sector de cargas en un solo lugar

buses |

Los buses autónomos de Volvo, a prueba en Singapur

“El bus eléctrico con tecnología autónoma representa un paso importante para nuestra visión de ciudades más limpias, seguras e inteligentes”, dijo Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses.

Volvo inició en Singapur las primeras pruebas con buses autónomos. Se trata de las primeras unidades de 12 metros que además de autónomos son también 100% eléctricos. Las pruebas se realizaron a través de una colaboración entre Volvo Buses, la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) y la Autoridad de Transporte Aéreo (LTA). Los vehículos pasarán por pruebas preliminares en el campus de la universidad para luego circular en las vías públicas.

Los buses tienen capacidad para transportar a 85 pasajeros y están equipados con sensores y controles de navegación gestionados por un sofisticado sistema de Inteligencia Artificial (IA). Para máximo control y confiabilidad, el sistema está protegido con medidas de seguridad cibernética que evitan intrusiones no deseadas.

Previamente, estas unidades Volvo pasaron por rigurosas evaluaciones preliminares en el Centro de Excelencia para Pruebas e Investigación de Vehículos Autónomos de la NTU. Las próximas etapas son probar los vehículos en las calles internas del campus y luego extender la ruta más allá de la universidad. Esta es la primera aplicación autónoma de Volvo en transporte público fuera de su sede en Suecia. Los buses son autónomos y totalmente eléctricos con una operación silenciosa y cero emisiones. Los vehículos requieren un 80% menos de energía que un bus diesel de tamaño equivalente.

Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses, declaró: “El bus eléctrico con tecnología autónoma representa un paso importante para nuestra visión de ciudades más limpias, seguras e inteligentes. El camino hacia la plena autonomía es, sin duda, complejo. Nuestro trabajo en colaboración con NTU y LTA es fundamental para concretar esa visión, así como nuestro compromiso de mantener la seguridad en primer lugar”. El bus está equipado con un software desarrollado por Volvo que conecta los distintos sensores y los principales controles del vehículo. Los investigadores de la NTU hicieron el perfeccionamiento del sistema de IA que se comunica con varios sensores, permitiendo que el vehículo funcione de forma autónoma.

El vehículo tiene sensores de detección y alcance de luz (LIDARS), cámaras 360 grados y un sistema avanzado de navegación global por satélite que utiliza cinemática en tiempo real. Funciona como cualquier sistema de posicionamiento global (GPS), pero utiliza varias fuentes de datos para proporcionar precisión de localización de hasta un centímetro.

El sistema se conecta a una “unidad de gerenciamiento inercial”, midiendo las tasas de desplazamiento lateral y angular del vehículo. Esto mejorará la navegación del mismo al pasar por terrenos irregulares, garantizando un recorrido suave y preciso.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

buses |

Los buses autónomos de Volvo, a prueba en Singapur

“El bus eléctrico con tecnología autónoma representa un paso importante para nuestra visión de ciudades más limpias, seguras e inteligentes”, dijo Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses.

Volvo inició en Singapur las primeras pruebas con buses autónomos. Se trata de las primeras unidades de 12 metros que además de autónomos son también 100% eléctricos. Las pruebas se realizaron a través de una colaboración entre Volvo Buses, la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) y la Autoridad de Transporte Aéreo (LTA). Los vehículos pasarán por pruebas preliminares en el campus de la universidad para luego circular en las vías públicas.

Los buses tienen capacidad para transportar a 85 pasajeros y están equipados con sensores y controles de navegación gestionados por un sofisticado sistema de Inteligencia Artificial (IA). Para máximo control y confiabilidad, el sistema está protegido con medidas de seguridad cibernética que evitan intrusiones no deseadas.

Previamente, estas unidades Volvo pasaron por rigurosas evaluaciones preliminares en el Centro de Excelencia para Pruebas e Investigación de Vehículos Autónomos de la NTU. Las próximas etapas son probar los vehículos en las calles internas del campus y luego extender la ruta más allá de la universidad. Esta es la primera aplicación autónoma de Volvo en transporte público fuera de su sede en Suecia. Los buses son autónomos y totalmente eléctricos con una operación silenciosa y cero emisiones. Los vehículos requieren un 80% menos de energía que un bus diesel de tamaño equivalente.

Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses, declaró: “El bus eléctrico con tecnología autónoma representa un paso importante para nuestra visión de ciudades más limpias, seguras e inteligentes. El camino hacia la plena autonomía es, sin duda, complejo. Nuestro trabajo en colaboración con NTU y LTA es fundamental para concretar esa visión, así como nuestro compromiso de mantener la seguridad en primer lugar”. El bus está equipado con un software desarrollado por Volvo que conecta los distintos sensores y los principales controles del vehículo. Los investigadores de la NTU hicieron el perfeccionamiento del sistema de IA que se comunica con varios sensores, permitiendo que el vehículo funcione de forma autónoma.

El vehículo tiene sensores de detección y alcance de luz (LIDARS), cámaras 360 grados y un sistema avanzado de navegación global por satélite que utiliza cinemática en tiempo real. Funciona como cualquier sistema de posicionamiento global (GPS), pero utiliza varias fuentes de datos para proporcionar precisión de localización de hasta un centímetro.

El sistema se conecta a una “unidad de gerenciamiento inercial”, midiendo las tasas de desplazamiento lateral y angular del vehículo. Esto mejorará la navegación del mismo al pasar por terrenos irregulares, garantizando un recorrido suave y preciso.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas